YPF y Pluspetrol presentaron ofertas por activos de Shell

Edición Impresa

• LA EMPRESA ANGLOHOLANDESA QUIERE VENDER LA REFINERÍA DE DOCK SUD Y LA RED DE ESTACIONES
Se abriría un período de negociación. Ya surgen objeciones a la decisión de la petrolera estatal.

YPF y Pluspetrol presentaron ayer ofertas para comprar la refinería de Shell en Dock Sud y la red de 630 estaciones de servicio que controla en el país, según coincidieron fuentes empresarias. La venta de los activos de downstream en la Argentina fue anticipada en septiembre pasado por el presidente ejecutivo del grupo angloholandés, Ben van Beurden, y se visualiza dentro de un programa global de desinversiones por u$s30.000 millones que encaró la compañía tras haber adquirido en abril la gasífera británica BG.

En cambio, Shell va a mantener los intereses en exploración y explotación en la Argentina que incluyen permisos de exploración de yacimientos no convencionales de petróleo y gas en la cuenca neuquina. En principio, la empresa obtuvo resultados positivos dentro de la formación Vaca Muerta, en las áreas Cruz de Lorena y Sierras Blancas, donde tiene permisos por 35 años, y en febrero acordó con YPF el desarrollo del bloque Bajada del Añelo, donde realizaría una inversión de u$s300 millones en dos fases y quedaría a cargo de la operación.

La decisión de Shell sobre la actividad en nuestro país está en línea con la de otras grandes petroleras en el mundo, como Chevron y Exxon Mobil, que están desinvirtiendo en refinerías para enfocarse en la exploración y producción de petróleo, dejando lugar a jugadores regionales en el sector de downstream. En la Argentina, Exxon vendió la refinería de Campana y las estaciones en 2012 al grupo Bridas de la familia Bulgheroni y la firma china CNOCC, y la misma Shell ya vendió antes ese tipo de activos en Brasil y Chile.

Por ese motivo, sorprendió ayer la noticia, difundida por el matutino La Nación, sobre el interés de YPF en comprar los activos de Shell que están en venta. Entre otras objeciones, se escuchó decir ayer que "YPF aportará el flujo de fondos frescos para que Shell refuerce su posición en gas", siendo éste último el negocio más rentable hoy dentro de esta actividad tras las medidas tomadas por el Gobierno de Mauricio Macri.

La petrolera estatal tendría que endeudarse más (se estima que el precio ronda entre u$s1.000 y u$s1.200 millones), pero después se vería obligada por Defensa de la Competencia a desprenderse de parte de lo adquirido o de algo equivalente. Esto es así porque hoy ya concentra el 56% de las ventas de combustibles líquidos y tiene alrededor del 40% de las estaciones de servicio del país (más de 1.550), mientras Shell tiene una participación del 12% en las ventas y su red incluye el 16% de las bocas de expendio (unas 630).

Pluspetrol, la otra interesada en el proceso de venta, tiene hasta ahora sólo activos de upstream en la Argentina, y también en Bolivia, Chile, Colombia y Perú, y viene manifestando desde 2014 la intención de integrar verticalmente todos los segmentos del negocio petrolero.

Dejá tu comentario