Edición Impresa

Edificios sustentables: menos costos y mayores beneficios

Un edificio sustentable puede traer grandes beneficios a las empresas, como reducir costos, maximizar ganancias y mejorar la productividad de los empleados. Además de apostar al cuidado del ambiente, sumándose así a una tendencia mundial.

Hablar de edificios sustentables es hablar de eficiencia, sintetiza en diálogo con Ámbito Biz Eduardo Spósito, presidente de Argentina Green Building Council (AGBC), una ONG sin fines de lucro creada en 2007, cuya misión es facilitar y promover el diseño y construcción de este tipo de inmuebles, que opera bajo licencia del World Green Building Council.

Un edificio sustentable es aquel cuyo diseño -incluyendo sus métodos constructivos- reduce de manera significativa el impacto negativo sobre la naturaleza y las personas. Se basa en la incorporación de aspectos vinculados con el consumo racional de energía y agua; el cuidado del aire interno y externo; la selección de materiales; y su ubicación, entre otros puntos. Existe también la posibilidad de reacondicionar antiguas estructuras para que tengan parámetros de sustentabilidad. Es el caso del edificio Contact Center Personal Green, que el Grupo Telecom posee en la ciudad de Rosario, el primero de su estilo certificado en América Latina.

Para la certificación de estas edificaciones en la Argentina se utiliza el sistema LEED (Leadership in Energy and Environmental Design), elaborado por la United States Green Building Council. Por el desempeño alcanzado en cada punto y teniendo en cuenta distintas categorías, se obtienen grados de valuación: Certified, Silver, Gold y Platinum.

Según los datos suministrados por AGBC, en la Argentina hay en la actualidad 15 edificios certificados y 64 en proceso de hacerlo. Casi el 70% de ellos se encuentra en la Capital Federal. Uno de los principales sectores donde se registra esta tendencia es en el bancario, donde muchos están construyendo sedes corporativas en edificios sustentables.

Pero la opción de trabajar en estos edificios no tiene que ver sólo con una cuestión ecológica. Gracias a las distintas estrategias para una utilización más eficiente de los recursos, el consumo de energía eléctrica puede disminuir hasta un 30%, y hasta un 40% el de agua si se utilizan las aguas grises para tareas donde no se requiere que sea potable. Así, se reducen sustancialmente los costos operativos y de mantenimiento. Especialistas consultados coinciden en que con una política de tarifas de servicios similar a la de otros países -donde son más elevadas- los beneficios serían aún más evidentes.

Es mucho más que hacer un edificio verde. Son edificios bien operados, que tienen una eficiente utilización de la energía y racionalidad en el uso de los recursos, insiste Spósito.

La mayoría de las empresas por una cuestión de responsabilidad social y de eficiencia de la operatoria y el mantenimiento tratan de tener edificios o algo que tenga que ver con lo sustentable. Incluso hay empresas que pagan un diferencial en el alquiler (quizá de hasta un 10% más) para estar en este tipo de edificios, asegura Spósito.

Por su parte, el ingeniero Carlos Grinberg, coordinador general del estudio que lleva su apellido y también miembro de AGBC, señala: La disyuntiva que enfrentamos es que necesitamos construir y tenemos el problema del deterioro de nuestro mundo. Los pseudo ambientalistas que dicen cuidar la naturaleza plantean que no hay que edificar más. Nuestra opción es cambiar la forma de construir, sustentable y cuidando el ambiente.

Grinberg reafirma que los costos de operación de estos edificios son claramente inferiores a los de los tradicionales, y justifica así en que año tras año crece el número de empresas que deciden trabajar en ellos. Es un proceso lento de aprendizaje, pero cada vez son más los que se suman, sostiene.

Además, tiene otro importante beneficio: la mejora en la calidad de las condiciones laborales. Estudios realizados sobre este aspecto aseguran que las personas que trabajan en edificaciones sustentables sufren menos enfermedades -lo que disminuye los índices de ausentismo- y en general incrementan su productividad.

Los edificios sustentables permiten a las empresas reducir los costos operativos y mejorar la productividad de los empleados. Además, ayuda a relacionarse con un concepto que tiene una valoración muy positiva y contribuye a mejorar el posicionamiento de la marca. Los consumidores valoran cada vez más a las compañías que tienen conciencia ambiental y ecológica, opina Pablo Kiesel, gerente comercial de Raghsa, empresa con más de 40 años de experiencia en bienes raíces.

Asimismo, sostiene que una persona que trabaja en condiciones adecuadas de iluminación incrementa un 15% su capacidad de respuesta y comete un 20% menos errores que una que ocupa un ambiente con luz deficiente. Un empleado que trabaja en un ambiente cuidado se encuentra satisfecho y aumenta considerablemente su productividad, agrega.

Raghsa es responsable de varios desarrollos de este tipo, entre los que se destaca el complejo Madero Office, una torre de 140 metros ubicada en Puerto Madero, que obtuvo en 2011 la certificación LEED Core and Shell (Núcleo y Caparazón) en el nivel Silver. Es el edificio sustentable más grande del país.

En la Argentina existen programas de promoción, aunque es poca la legislación. En la Ciudad de Buenos Aires rige la Ley 4428 que prevé rebajas de hasta un 20% de descuento en el ABL que se paga por los espacios comunes -no por los departamentos- a aquellos edificios que construyan terrazas verdes. Se trata de colocar en azoteas pasto y plantas, lo que trae beneficios tanto para el inmueble como para el resto de la sociedad: mejoran el rendimiento térmico de los edificios, prolongan la vida útil de los techos, reducen el nivel de dióxido de carbono, contribuyen a disminuir la temperatura de la ciudad, y absorben agua de lluvia, con lo que ayudan a evitar inundaciones. Aunque no está demasiado extendido, en otros países se implementan exenciones impositivas o bonificaciones en créditos para este tipo de construcciones.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario