10 de junio 2024 - 14:29

Antonia Guzmán: el color como vínculo entre los humanos

En su nueva muestra en galería Zurbarán, la artista profundiza las ideas de acercamiento y nexo que ya sobrevolaban en su exposición anterior, en la que la pandemia ponía un acento más triste.

Conectados, una de las nuevas obras de Antonia Guzmán que se exponen en Zurbarán.

"Conectados", una de las nuevas obras de Antonia Guzmán que se exponen en Zurbarán.

En una muestra de 2022 en Otto Galería, Antonia Guzmán había titulado varias de sus obras “Vínculos estrechos”, “Mínimo acercamiento”, “Nexo entre dos”, por sólo citar algunos. Es decir, que la idea de unión, de relacionarse, está constantemente en su cabeza y en el movimiento de sus dedos cuando pinta, no importa el material con el que trabaje.

¿Por qué esta idea de vínculo? En primer lugar es un ser humano sensible, permeable a todos los avatares que la vida ofrece Y en esa muestra estaba el germen de lo que actualmente en Zurbarán se despliega: grandes planos de color que podrían ser muros de la gran fortaleza que la protege, estos planos se yuxtaponen, en algún punto se encuentran. Estos planos de color a diferencia de la muestra anterior, dan lugar a una vibración colorística brillante, pensamos, tal vez, en otro estado de ánimo respecto a 2022 cuando la pandemia sobrevolaba nuestras vidas.

Guzmán expresa su afectividad hacia los que la rodean con toda la gama colorística posible, hay momentos en que se tocan imperceptiblemente, pone su cuerpo y su espíritu en la pintura de raíz constructivista, subyace lo geométrico, pero con vuelo propio, ya lejos de las enseñanzas. Hasta podríamos decir que constituyen formas orgánicas porque su cuerpo está puesto en ellas. Y se imponen a nuestra mirada.

También está un conjunto de acuarelas que había exhibido en 2016 en el Museo de Arte Contemporáneo de Mérida y que nunca fueron mostradas en Buenos Aires. Un mundo de banderitas, de formas triangulares, flechas que flotan en el espacio, color etéreo, sutil, dosificado, sin estridencia, siempre hay un entrecruzamiento de formas que buscan tocarse.

Habría que ser poeta de tiempo completo como Antonia Guzmán que en un libro presentado y comentado en esta columna en su oportunidad, casi haikus que describen la sensibilidad que de ella emana para captar la sensación y alegría que provocan sus obras: te lleva/te mece/te aleja; cruza el aire/nácar al viento/soy destino/tu mirada; luce etérea/liviana y dulce/clara/mansa/amiga.

“Vínculos” se exhibe en Zurbarán, Cerrito 1522. Lunes a viernes de 14 a 19.

Dejá tu comentario

Te puede interesar