Buenos Aires vibró al ritmo de Beyoncé

Espectáculos

La cantante norteamericana Beyoncé ofreció el viernes por la noche un fascinante concierto ante 10.000 personas en el Hipódromo de San Isidro en el que presentó su última placa discográfica "I am... Sasha Fierce", ganadora de seis premios Grammy.

En su primera visita a la Argentina, este nuevo ícono del pop internacional deslumbró al público con un increíble despliegue musical y escénico de algo más de dos horas.

La artista, que sobre el escenario parece una gacela por la elegancia y gracia de sus movimientos, comenzó su concierto a las 22, luego de una previa de música electrónica mientras el público se iba acomodando en una noche de calor agobiante.

Acompañada por una banda íntegramente compuesta por mujeres y 9 bailarines, la cantante afroamericana arrancó el concierto con "Crazy in Love" sobre un fondo de enormes pantallas que proyectaban imágenes futuristas de una Beyoncé felina, un cielo estrellado y una filmación casera de cuando era niña.

A lo largo de la noche, no faltaron los cambios de ropa, que pasaron por colores como el blanco, dorado y negro que no hicieron más que enaltecer esas interminables piernas por las que se conoce a la cantante, que también es actriz y modelo publicitaria.

Los temas musicales recorrieron toda su discografía, pasando por composicones como "Baby boy", "Booty licius" y "Say my Name", del grupo Destinys child, previo a su carrera solista que ya lleva tres discos editados.

En un momento cantó el Ave María vestida de novia, y sobre el final llegó un homenaje Michael Jackson.

Dejá tu comentario