Douglas y Waltz recrean el final de la Guerra Fría

Espectáculos

Interpretarán a Ronald Reagan y Mijail Gorbachov en la cumbre de Reyjavik de 1986, sobre el libro del asesor en armamento Ken Adelman.

Michael Douglas iniciará pronto el rodaje de la miniserie de Paramount “Reagan & Gorbachov”, un relato del histórico encuentro de 1986 en Islandia, que marcó el punto de inflexión definitivo en la Guerra Fría. Douglas interpretará al ex presidente estadounidense Ronald Reagan mientras que Christoph Waltz lo hará con el ex líder de la entonces Unión Soviética, Mijail Gorbachov, iniciador de la “Glasnot”, o Perestroika, que terminó con el régimen comunista. La producción está basada en el libro “Reagan en Reykjavik: cuarenta y ocho horas que pusieron fin a la Guerra Fría”, de Ken Adelman, exdirector de control de armas del presidente republicano, y será dirigida por James Foley (“House of Cards”).

La cumbre de Reikjavik entre los dos líderes tuvo lugar el 11 y 12 de octubre de 1986. Lo sorprendente de esa reunión fue que, aunque las conversaciones se estancaron y no se llegó a un acuerdo sobre la posibilidad de eliminar las armas nucleares, se consideró un éxito. Las posturas expresadas por Gorbachov y Reagan pudieron llevar a un desacuerdo en el último momento sobre una cuestión de principios, pero sirvió para que ambas potencias comprendieran las concesiones que estaban dispuestas a hacer desde el territorio enemigo y cómo habían evolucionado durante las cinco décadas de tensión. Se consideró un momento clave en la relación entre los Estados Unidos y la URSS y el fin de la Guerra Fría.

Douglas y Waltz no sólo protagonizarán la miniserie sino que también actuarán como productores ejecutivos. Esta fórmula la utilizan cada vez más las estrellas. Se embarcan en proyectos cuando ni siquiera tienen un canal, y aprovechan su fama y atención mediática para conseguir acuerdos multimillonarios. Así ocurrió con “Pequeñas mentiras”, de Nicole Kidman y Reese Witherspoon, que les reportó millonarios beneficios (ambas superaron el millón por episodio en su segunda temporada) en HBO, que quería el proyecto, o “The Morning Show”, también con Witherspoon y Jennifer Aniston, que consiguió un pago de dos millones por episodio en Apple TV+ como protagonistas y productoras ejecutivas del programa. El proyecto de Douglas y Waltz, que ha sido desarrollado por los estudios de televisión Paramount, está en fase de venta: a las plataformas y canales. Julia Roberts también está en el mercado como actriz y productora de una miniserie con Witherspoon como productora.

En un diálogo con Variety, Douglas anunció el final de la serie “El Método Kominsky” (Netflix), que tiene siete nominaciones a los Premios Emmy, entre ellas la de mejor actor, y que podría darle una estatuilla el 19 de septiembre, en Los Angeles. La comedia se convirtió, desde 2018, en un símbolo de las series en las que la avanzada edad no es un obstáculo para el entretenimiento, además de escenario para estrellas como Douglas, de 76 años. El actor, hijo de Kirk Douglas, fallecido en 2020, tiene una carrera de 45 años pero admite sentirse frustrado por el hecho de que las comedias no reciben mucha atención en los Oscar. “La comedia es más difícil que el drama. Amamos a un amigo divertido porque no tenemos muchos. Por lo tanto, es un verdadero regalo”, dijo el actor. La serie gira en torno a la figura de Sandy Kominsky, un maestro de actuación que jamás tuvo su oportunidad.

A los 70 años, Kominsky tiene a menudo la sensación de que el tiempo se le escapa, pero con la ayuda de su representante, Norman Newlander (Alan Arkin), siguen viendo el mundo bajo un halo cómico y no se toman nada demasiado en serio. Los espectadores quedaron sorprendidos al ver que Arkin, de 87 años, no regresaría en la tercera temporada: la muerte de su personaje dio lugar a nuevos episodios. “Estábamos un poco preocupados y nerviosos por cómo sería recibida la serie sin Alan”, dijo Douglas. Tras su muerte, Sandy descubre que le dejó a él y a su hija 10 millones de dólares y también habló con el director Barry Levinson quien, finalmente, ayudó a Sandy a recibir su tan esperado Emmy”.Morgan Freeman y Paul Reiser estuvieron en la tercera temporada tras la salida de Arkin. Freeman se interpreta a sí mismo y frecuenta la clase de actuación de Sandy, mientras que Reiser, que tiene 70 años, sale con la hija de Sandy.

Dejá tu comentario