EE.UU.: las purgas de la "cancelación" alcanzaron a Pepe

Espectáculos

Pepe el Zorrino, o Pepe le Pew, el famoso personaje de animación creado por Warner Bros en 1945, apareció en la primera “Space Jam”, la película de animación y acción real protagonizada por Michael Jordan y los Looney Tunes en 1996, pero ahora fue “cancelado” (eufemismo a la moda para evitar “censurado”) en la segunda parte, “Space Jam 2: A New Legacy”, interpretada por el jugador LeBron James, y que se estrenará en cines el 16 de julio.

A partir de una nota de The New York Times que acusó al zorrino seductor de formar parte de la “cultura del acoso y la violación”, la Warner decidió a último momento dejarlo fuera de la película.

Charles M. Blow es el columnista del matutino neoyorquino que lidera la batalla contra cualquier figura del pasado artístico estadounidense que no responda a los cánones de hoy día, y que también ha pedido purgar al famoso Speedy González, el ratoncito que hacía las delicias de los chicos de varias generaciones, por considerarlo una caricatura denigratoria de los mexicanos. La primicia la dio la publicación especializada Deadline, que se enteró de que una escena de animación híbrida, con la actriz Greice Santo y Pepe el Zorrino, rodada en junio de 2019 para “Space Jam 2”, había sido cortada de la película. Pepe tampoco figura en los planes de ningún proyecto futuro (en 2016, sin embargo, había sido estrella en el Comic Con de San Diego), y no hay lugar para él en Looney Toons, Bugs Bunny Builders, Tiny Toons Looniversary o proyectos futuros. En consecuencia, es la muerte anunciada de un zorrino incorrecto para estos tiempos.

En la nueva “Space Jam”, Pepe aparecía en una secuencia del Rick’s Cafe en blanco y negro, al estilo de “Casablanca”. Allí interpretaba a un cantinero que coqueteba con una mujer en el bar, interpretada por Greice Santo. El le besaba el brazo, ella tiraba hacia atrás, luego lo golpeaba, le vertía la bebida sobre su cabeza, y lo abofeteaba haciéndolo girar en su taburete. Al enterarse de que su escena con Pepe había sido “cancelada”, Santo se molestó mucho. La actriz y cantante ha sido víctima de acoso sexual y se ha manifestado en su contra. Inclusive está al frente de una organización sin fines de lucro, Glam with Greice, que tiene como objetivo ayudar a las víctimas de violencia doméstica. A ella le alegraba haber filmado la escena con Pepe porque el zorrino finalmente recibe su merecido. Warner Bros ha tenido varios problemas en los últimos años por los personajes “políticamente incorrectos”. En junio pasado, los viejos Looney Tunes transmitidos por HBO Max prohibieron a Elmer Gruñón usar un arma.

Dejá tu comentario