Harán en España serie de podcast con la biblioteca de Cortázar

Espectáculos

En Madrid, la biblioteca personal de Julio Cortázar contiene las huellas de un lector voraz. Un tesoro en manos de la Fundación Juan March, que ha cobrado un nuevo impulso con la creación de un video-ensayo y una serie de podcast.

Donados por su esposa en 1993 a la Fundación Juan March, los casi 4.000 libros que el autor guardaba en su piso de París hablan de su personalidad. Se encuentran los títulos que lo acompañaron en Buenos Aires, y otros que adquirió en París. Una de las particularidades son las anotaciones. En las páginas, Cortázar subraya, tacha, protesta, dibuja y reflexiona. “Es un retrato que habla, que se comunica con los lectores y es lo que Julio siempre hubiera querido...”, dijo su esposa y albacea Aurora Bernárdez en el acto de homenaje que la Fundación March organizó cuando donó el fondo.

La biblioteca contiene libros en 26 lenguas. Más de 800 tienen su firma, que cambia a lo largo de los años, y otros 397 anotaciones en los márgenes. También están dedicados más de 500 ejemplares y en algunos hay recuerdos, como un billete de subte.

“¡Craso error Pablo!”, escribe en las memorias del poeta chileno Neruda, tras su muerte durante la dictadura militar. “Te confundes con la fiesta para tus 70 años”, anota cuando Neruda recrea el día en que recibió el Nobel. “¿Por qué tantas erratas, Lezama?”, se lee en “Paradiso” del cubano José Lezama Lima.

En otros libros, los propios autores le escriben dedicatorias. Como el mexicano Octavio Paz, con quien Cortázar mantuvo una larga amistad. Desde los países donde estuvo destinado como embajador, el poeta le dedicó ejemplares llenos de complicidad.

Dejá tu comentario