19 de noviembre 2008 - 00:00

"Max Payne"

«Max Payne»adapta unvideogamecon unaestéticabrillante, perolas escenasde acciónque esperanlos amantesdel géneroreciénexplotan enla trepidantemedia horafinal.
«Max Payne» adapta un videogame con una estética brillante, pero las escenas de acción que esperan los amantes del género recién explotan en la trepidante media hora final.
«Max Payne» (EE.UU., 2008, habl. en inglés). Dir.: J. Moore. Int.: M. Wahlberg, M. Kunis, B. Bridges, C. Bridges, C. O'Donnell, D. Logue, A. Nolasco, O. Kurylenko.

Basada en un videogame, «Max Payne» tiene un costado visual brillante y muy imaginativo y un argumento que no está a la altura de las imágenes. Mark Wahlberg es el personaje del título, un policía destinado a trabajo de escritorio desde que su familia fue asesinada misteriosamente. El policía se expresa con monosílabos y sólo vive para vengarse, lo que lo lleva a deambular por la noche acosando y exterminando delincuentes que le puedan dar una pista sobre el asesino prófugo.

Otras películas basadas en juegos de video triunfan al ni siquiera intentar desarrollar una historia realmente elaborada que pueda distraer al espectador sobre las escenas de acción.

En cambio «Max Payne» cuenta una historia que demora demasiado en arrancar, especialmente debido a que durante toda la primera parte del film, cada nuevo personaje que aparece en escena rápidamente encuentra un final horrible y violento, lo que si bien otorga acción no ayuda mucho al desarrollo narrativo. Por eso, más de media películaes bastante monocorde, dando explicaciones obvias y dejando de lado personajes secundarios interesantes como el de la delincuente Mila Kunis, que también busca vengarse por la muerte de su hermana, la chica Bond Olga Kurylenko. Por suerte, toda la última media hora explota en super acción y justifica la visión del film con escenas muy bien realizadas y una excelente actuación del ex policía encarnado por un sorprendente Beau Bridges.

Dado que la conversión del protagonista en el superhéroe del juego tiene que ver con una droga que provoca no sólo fuerza sobrenatural sino tambien delirios alucinatorios extremos, todo el final tiene una elaboración superlativa, que según los gustos del espectador, puede alcanzar para recomendar esta película despareja.

D.C.

Dejá tu comentario

Te puede interesar