30 de noviembre 2008 - 00:00

Último adiós a Ulises Dumont

Ulises Dumont
Ulises Dumont
Familiares, amigos y colegas despidieron hoy al actor Ulises Dumont, ícono del cine argentino que falleció como consecuencia de una afección cardíaca, cuyos resto fueron cremados en el cementerio de La Chacarita.

Una importante cantidad de personalidades del ambiente artístico se hicieron presentes durante el velatorio que se desarrolló desde la tarde de ayer hasta cerca de las 10:00 de la mañana de hoy, en una cochería del barrio porteño de Palermo.

Héctor Alterio, Juan Manuel Tenuta, Adela Gleizer, Rodolfo Ranni, Darío Grandinetti, Hugo Arana, Sergio Renán, Jaime Torres, José Martín Suárez, entre otros se acercaron para darle el último adiós al destacado actor, que tenía 71 años de edad.

"Es una gran pérdida para la cultura del país, para el teatro. Era una persona entrañable que quisimos mucho, un hombre comprometido con su país, con el vecino, estaba al día de todo lo que pasaba", señaló Tenuta.

En tanto, Gleizer recordó a Dumont como "un tipo bárbaro, con unos ojitos indefensos, un gran actor de teatro con características únicas".

"Era un gran observador, una gran persona. Tenía mucha ductilidad y ha hecho todos los géneros", agregó.

Dumont es sinónimo de cine argentino, ya que en su extensa carrera como actor filmó 81 películas, entre las que se destacan "Tiempo de revancha" (1981), "Últimos días de la víctima" (1982) y "No habrá más penas ni olvido" (1983).

"Hay cosas aparentemente inherente de la profesión que a mí me revientan. Yo apenas soy un señor que labura de esto, que trata de portarse como un ser humano y no presionado por los programas sensacionalistas de la televisión", señaló hace un tiempo en una entrevista.

También filmó, entre otras películas, "Un mundo menos peor" (2004), "Conversaciones con mamá" (2004), "Smoking Room" (2002), "Rosarigasinos" (2001), "El mismo amor, la misma lluvia" (1999), "Al filo de la ley" (1992) y "El Año del conejo" (1987).

"Creo que la gente se me acerca porque no soy un galán, no estoy en ídolo y porque me siento en una mesa, tomo un vino y hablo como lo haría cualquiera", fue otra de sus frases, que lo definía como una persona de extremada sencillez.

Su primera película data de 1964, cuando junto a Alberto Olmedo y Jorge Sobral, entre otros, actuó en "Dos quijotes sobre ruedas".

Además, en teatro tuvo una destacada actuación en obras como "Sabor a Freíd" (2002), junto a la actriz Luisa Kuliok; en "El acompañamiento" (1981)), de Carlos Gorostiza, donde compartió escenario junto con el actor Carlos Carella; "Yepeto" (1987) que en cinco temporadas alcanzó las 1.500 funciones y después pasó al cine.

Los comienzos de Dumont fueron como bailarín, pero una vez insertado en el mundo del espectáculo inició los estudios de actor en la Escuela de Arte Dramático.

Además, el verborrágico, reflexivo y frontal "Tito", como le decía sus amigos más cercanos, obtuvo numerosos reconocimientos como los tres premios Konex que recibió: en 1981 y 1991 (Platino), como mejor actor dramático, y en 2001 como actor de cine.

Dejá tu comentario

Te puede interesar