Virtuosos de hoy con la diversión de ayer

Espectáculos

«Los Shakers». Hugo Fattoruso ( guitarra, teclados, voz), Osvaldo Fattoruso (guitarra, bateria, voz) Pelin Capobianco (bajo, bandoneon), Caio Vila (bateria) Teatro ND/Ateneo.

"Baby, do the shake!", y de golpe, casi 40 años despues, Los Shakers están tocando en vivo en un escenario, sin existir registros de cómo eran estos Beatles rioplatenses. Lo que no cabe duda, para quien conozca sus grabaciones sesentistas, es que el pasado fin de semana sonaron especialmente bien cada vez que repitieron aquellos viejos éxitos que, evidentemente, mucha gente recordaba, y celebró con largas ovaciones cada vez que tocaban uno de sus temas favoritos.

Dado el crecimiento como músicos de los Fattoruso o Pelin, genios virtuosos del jazz o músico de la Sinfónica, acomodarse a la sencillez de un tema beat no siempre es fácil. Antes que nada hay que divertirse, y cuando hacen un prólogo árabe-psicodélico de «Dont ask my love», Los Shakers parecen estar divirtiéndose tanto o más que sus fans, que no dan crédito a sus oídos.

Entre los clásicos que se escucharon en versiones nuevas, ciento por ciento logradas, se puede mencionar «It's too late», «Do not disturb», «Never Never», «For You And Me» y varios temas de su obra maestra, «La conferencia del Toto's Bar», que jamás habían tocado en vivo, por separarse luego de la grabación. Uno de los momentos más intensos fue el final del show del sábado con «Higher Than A Tower», aquel primer tema que mezcló rock y tango.

También tocaron temas de su nuevo disco « Bonus tracks», que a veces se camuflan con sus temas de antes, a pesar de estar cantados en castellano. Otras veces tienen sonidos demasiado pops modernosos como para lograr mezclarse con más fluidez con el resto, aunque obviamente en manos de estos músicos, nada va a sonar mal. Uno de los momentos más brillantes de esta sección con temas nuevos fue «Homenaje», una especie de tango funky que culmina con Pelín solo al bandoneón con «Adiós Nonino». Lo que no será beat, pero no le puede hacer mal a nadie.

En su sección de versiones de músicos que admiran, apareció una impresionante y muy original reelaboración de «Every Little Thing She Does» de los Beatles. y un curioso «Viernes 3 AM» de Charly García. Justamente fue Charly el más famoso de todos los músicos que estaban en el ND/Ateneo, desde Los Superratones a Los Helicópteros y hasta el guitarrista de «los Stones uruguayos», Los Mockers. El viernes, García se unió a Los Shakers para un electrizante «Rompan todo», seguido de una asombrosa rendición de «What a love». Al bajar del escenario, a García se le escuchó un «Hey, lo logré, toqué con Los Shakers!».

Dejá tu comentario