Mercado ve más cerca arreglo con acreedores: bonos y ADRs escalaron hasta 12,4%; riesgo país bajó 5,2%

Finanzas

Los bonos y las acciones de la Argentina aceleraron su trayectoria alcista ante la expectativa positiva sobre las negociaciones por la reestructuración de la deuda, luego de que el Gobierno recibiera tres contraofertas de los acreedores.

A solo cuatro días de que cierre el plazo para llegar a un acuerdo por el canje de la deuda, los bonos y las acciones de la Argentina aceleraron su trayectoria alcista, con subas de hasta casi 13%, ante la expectativa positiva sobre las negociaciones por la reestructuración, luego de que el Gobierno recibiera tres contraofertas de los tenedores de títulos.

A su vez, el riesgo país argentino, medido por el banco JP.Morgan, cayó un 5,2% a 2.690 unidades, de la mano de los avances en los títulos regidos por legislación extranjera.

Las subas más notorias de la jornada en renta fija las lideró el Discount bajo ley de Nueva York (D), con un salto del 12,4%. Le siguieron el Argentina 2022 (+12,2%); el Argentina 2025 (+8,7%); el Bonar 2024 (+7,5%); y el Discount con legislación local (+6,5%).

En tanto, los bonos en pesos también operaron al alza, con subas de 1,5% en promedio tanto para el tramo CER como para los que ajustan por tasa BADLAR.

Por estas horas, el Gobierno analizaba contraofertas realizadas por sus acreedores que contemplan un período de gracia menor e intereses promedios más altos a los que ofreció Argentina en su propuesta de reestructuración de deuda.

“El mercado ‘pricea’ algún tipo de arreglo. Podría ser con límite el 22/0? Difícil que lo cierren en una semana. Pero si hay acercamiento, puede que no haya aceleración de los bonos Globales”, comentó Fernando Camusso, director de Rafaela Capital.

Otro analista remarcó que "crecen las apuestas por un acuerdo con los bonistas, a pesar de las amplias diferencias a pulir aún vigentes, que actúe como un importante driver para que las castigadas valuaciones puedan seguir recuperando un terreno".

“Después de la baja aceptación que no llegó al 20%, el Gobierno está dándole mayor de prioridad a no dejar pasar la oportunidad de hacer un canje exitoso y que lo aleje del default. Esto hizo que los papeles argentinos suban fuerte en el cierre de la semana pasada y también este lunes. Sería una buena señal a la comunidad inversora el hecho de poder salvarnos de caer nuevamente en cesación de pagos”, sostuvo a Ámbito, Rafael Di Giorno, director del Proficio Investment.

La oferta inicial de canje prevé un recorte de intereses del 62%, un período de gracia de tres años y una quita de capital del 5,4%, pero no alcanzó un apoyo sustancial de los acreedores.

Ahora con las tres contrapropuestas presentadas por los bonistas, los inversores estiman que la distancia de unos u$s20 que separarían hasta ahora a ambas partes podrían continuar cerrándose hasta llegar a un acuerdo con un VPN de cerca de u$s50, lo cual otorgaría un fuerte ¨upside¨ a los bonos en dólares desde las actuales paridades de alrededor del 35%.

De ahí que ni las diferencias entre las propuestas, ni el reconocimiento de que las negociaciones se prorrogarían tras el '22-M', logran frenar la positiva expectativa que viene despertando e impulsó una fuerte reacción.

"La reestructuración de la deuda aumentará las probabilidades de que el gobierno pueda estabilizar el tipo de cambio, la tasa de inflación, y le permitirá eventualmente recuperar el acceso a los mercados internacionales de capital", proyectaron desde Portfolio Personal Inversiones. Añadieron que "por lo tanto, creemos que el Gobierno tiene las motivaciones necesarias para lograr un acuerdo y que aún sigue habiendo luz al final del túnel".

La Argentina recibió el viernes las tres contraofertas por parte de sus acreedores en una jornada en la que el ministro de Economía, Martín Guzmán, aseguró que "si hay ideas diferentes que sean consistentes y respeten las limitaciones", está dispuesto a escucharlas.

"Estamos comprometidos con darle una solución sostenible al problema de la deuda y queremos, bajo el liderazgo positivo del presidente Alberto Fernández, tener una relación sana y duradera con nuestros acreedores", apuntó Guzmán. El fin de semana el ministro de Economía estuvo reunido con el jefe de Estado en la quinta presidencial de Olivos analizando la situación.

La Argentina tiene tiempo hasta el viernes a las 17 horas de Nueva York (18 de Argentina) para anunciar un acuerdo de reestructuración para evitar el default, o de lo contrario tendrá que llegar a un entendimiento con lo acreedores para seguir negociando.

S&P Merval y ADRs

El índice accionario S&P Merval subió un 2,3%, a 40.286,72 unidades, en línea con la trayectoria de las plazas externas, que tuvieron su mejor rueda en varias semanas, y encabezado por la mejora de acciones energéticas y financieras, luego de acumular un alza del 8,9% durante la semana pasada.

Los ascensos fueron encabezados por los papeles del Grupo Financiero Valores (+7,2%); del BBVA (+3,8%); y de Pampa Energía (+3,8%). Por el lado contrario, el sector de materiales básicos resultó el único castigado, con Ternium (-1,3%) y Aluar (-0,3%).

Las subas en el panel líder estuvieron condicionadas por la tercera baja consecutiva del dólar Contado con Liquidación, que sirve para fugar capitales mediante activos ante controles cambiarios.

En Wall Street, en tanto, los papeles de empresas argentinas cerraron con importantes ganancias, de hasta el 9,8%, tal fue el caso de IRSA. A su vez, Despagar trepó un 7,9% y Corporación América, un 6%.

Wall Street subió con fuerza este lunes, y el S&P500 cerró en un máximo de 10 semanas, alentando por la información preliminar sobre una posible vacuna contra el coronavirus y por la promesa de nuevos estímulos para levantar una economía golpeada por la pandemia.

Las acciones del fabricante de medicamentos Moderna se dispararon casi 20% después de que la compañía dijo que su vacuna experimental para el Covid-19 mostró resultados prometedores en un pequeño ensayo en etapa inicial.

Después de aumentar más de 32% desde mínimos de varios años en marzo, el S&P 500 estuvo operando en un rango estrecho en mayo, ya que los inversores sopesan las esperanzas de una recuperación económica con el temor de otra ola de infectados por coronavirus.

El hecho de que Moderna salió con el ensayo Fase 1 que parece ser positivo, sin duda está encendiendo la llama", dijo Ken Polcari, estratega jefe de mercado de SlateStone Wealth LLC en Júpiter, Florida. "Si hay una vacuna, toda esta incertidumbre sobre la economía y el virus desaparece".

Las acciones que han sido particularmente maltratadas por las medidas gubernamentales de confinamiento implementadas para detener la propagación del coronavirus tuvieron el lunes un buen día. Los papeles relacionados con los viajes se encontraban entre las mayores ganadoras, con los operadores de cruceros Carnival Corp, Royal Caribbean Cruises Ltd y Norwegian Cruise Line Holdings Ltd superando el desempeño general del mercado.

Las acciones de las aerolíneas también se dispararon cuando Delta Air Lines dijo que reanudará sus vuelos en varias rutas importantes en junio.

El Promedio Industrial Dow Jones aumentó 907,83 puntos, o 3,83%, a 24.593,25 unidades; el S&P 500 ganó 89,59 puntos, o 3,13%, a 2.953,29 unidades; y el Nasdaq Composite agregó 219,19 puntos, o 2,43%, a 9.233,75 unidades.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario