El super dólar se hundió a la espera de los resultados de las elecciones de medio término en EEUU

Finanzas

Un aumento constante en los rendimientos de los bonos alemanes debilitó al dólar ante las expectativas de un mayor endurecimiento de políticas del Banco Central Europeo.

El dólar cayó el martes debido a que el aumento de los rendimientos de los bonos alemanes fortaleció al euro, pero una lectura fuerte del índice de precios al consumidor a finales de esta semana podría revertir la bajada de la moneda.

El mercado estaba atento a las elecciones de mitad de mandato del martes en Estados Unidos, cuyo resultado bien podría marcar el comienzo de una era de gobierno dividido en Washington que podría frustrar los grandes planes de gasto social de los demócratas.

Un aumento constante en los rendimientos de los bonos alemanes debilitó al dólar ante las expectativas de un mayor endurecimiento de políticas del Banco Central Europeo, lo que redujo el diferencial con los rendimientos del Tesoro, dijo Marc Chandler, jefe de especulación de mercado en Bannockburn Global Forex.

"Le resté importancia a las elecciones. Para la política monetaria y fiscal, no creo que haya mucha diferencia", dijo y amplió: "En lo que me estoy enfocando hoy es en un gran movimiento en los bonos alemanes a dos años. No se trata de la Fed, se trata de una mayor agresividad por parte del BCE".

El rendimiento del bono a dos años subió a 2.196%, una ganancia de 25 puntos básicos desde hace una semana.

Los datos del IPC se anunciarán el jueves, y los economistas pronostican una ligera disminución en las cifras básicas mensuales y anuales a 0,5% y 6,5% respectivamente.

El euro subió un 0,48% a 1,0067 dólares, mientras que el yen japonés se fortaleció un 0,72% frente al dólar a 145,57.

la-reserva-federal-de-eeuu1.jpg

"La Fed podría aumentar las tasas de interés en 50 puntos básicos cuando los encargados de formular políticas se reúnan en diciembre, nuevamente esa misma cantidad en febrero y otros 25 pb en su reunión de marzo", dijo Ed Moya, analista de mercado senior de OANDA.

"El diferencial de tasas de interés con otras monedas favorece la fortaleza del dólar, al igual que los riesgos de recesión severa en el extranjero y las continuas luchas de China con las restricciones de Covid-19", amplió Moya.

El yuan chino tuvo su mejor día en dos años el viernes y mantuvo la mayor parte de esas ganancias desde entonces, pero retrocedió un poco durante el martes para negociarse a 7,2553 por dólar a medida que nuevos brotes de COVID-19 socavaron parte del optimismo.

Dejá tu comentario