26 de mayo 2024 - 00:00

El futuro del cepo al dólar: las condiciones que espera el Gobierno para levantar las restricciones

El ministro de Economía, Luis Caputo, explicó qué es lo que debe ocurrir para levantar las restricciones cambiarias. Se trata de una de las principales medidas que pide el mercado para realizar inversiones en el país.

El ministro de Economía, Luis Caputo, explicó el camino para levantar del cepo.
El ministro de Economía, Luis Caputo, explicó el camino para levantar del cepo.
Ámbito

El Gobierno extiende la vida del cepo cambiario a la espera de la llegada de dólares y una mayor acumulación de reservas en el Banco Central. El plan original era que comenzando junio las restricciones se levantarían. Pero por ahora el cepo goza de buena salud.

"Los rumores de mi muerte han sido exagerados", podría decir el cepo, citando a Mark Twain. Lo cierto es que entrando al segundo semestre las restricciones se mantienen, y en el mercado se comenta que el Gobierno le transmitió a varios empresarios que continuarán al menos lo que resta del año. Muchos economistas advierten que es inviable si se busca una recuperación de la actividad, pero también advierten que puede haber consecuencias como una corrida cambiaria si no hay dólares.

El levantamiento del cepo sigue siendo uno de los principales requisitos que tiene el mercado para realizar inversiones en el país, una de las principales preocupaciones del equipo que conduce Luis Caputo. En ese sentido, el ministro explicó cuáles son las variables a resolver antes de que eso suceda.

1) Sostenimiento del ancla fiscal

En el marco del Congreso del Instituto Argentino de Ejecutivos de Finanzas (IAEF), Caputo sostuvo que, en primer lugar, debe mantenerse el equilibrio fiscal. Vale recordar que Economía tuvo en abril superávit fiscal financiero por cuarto mes consecutivo, algo que no ocurría desde 2008; ese resultado tuvo un elevado costo social ya que se consiguió fundamentalmente por un recorte en jubilaciones y pensiones. También influyó la recaudación por el Impuesto PAIS, que compensó las caídas verificadas en los tributos vinculados a la actividad económica, como IVA y Ganancias.

El funcionario aseguró que ese superávit evitó mayores sobresaltos económicos y destacó que es uno de los objetivos que se propuso la gestión desde el comienzo, en pos de la lucha para bajar la inflación.

2) Normalización de pago de importaciones y giro de utilidades

En segundo lugar, Caputo remarcó la importancia de normalizar el flujo financiero, evitando los constantes cambios regulatorios, para darle previsibilidad a las empresas. Particularmente hizo hincapié en la reducción de los plazos para pagar importaciones y la flexibilización para el giro de utilidades al exterior. Según el ministro, dicha normalización ha llegado al 70%/75%.

3) Estabilización de activos y pasivos del BCRA

Otro paso fundamental para el titular del Palacio de Hacienda es la normalización de los stocks del BCRA, que implica tener una relación más armoniosa entre los activos y los pasivos financieros de la autoridad monetaria. En pos de evitar que la deuda pública se vuelva insostenible, acotó, debe tenerse un estricto control de las reservas. Asimismo, la estrategia del Gobierno viene incluyendo un claro traspaso de la deuda del BCRA hacia el Tesoro.

En cuanto a esta meta, el denominado "Messi de las finanzas" durante su anterior paso por el gobierno de Mauricio Macri sostuvo que hay avances pero que todavía falta camino por recorrer.

4) Relación razonable entre reservas y pases pasivos

En sintonía con el objetivo anterior, el equipo económico busca mejorar la relación entre las reservas internacionales y los pasivos remunerados del BCRA. En esa línea, cabe destacar que las reservas crecieron cerca de u$s8.000 millones desde el 10 de diciembre de 2023, a la vez que el stock de pases pasivos cayó abruptamente, pese a que el pago de intereses de los mismos siguen teniendo peso sobre la expansión de la base monetaria.

¿Cuán cerca está el Gobierno de levantar el cepo?

El economista Federico Glustein explicó, en diálogo con Ámbito, que si el Gobierno resuelve los $35 billones de pasivos remunerados, termina de solventar la deuda comercial con los sectores externos y sigue acumulando reservas de la mano de una buena liquidación de la cosecha, puede pensar en liberar el cepo más temprano que tarde. Sin embargo, advirtió que dicha liberalización cortaría los fondos provenientes del Impuesto PAIS, convertido en una de las principales fuentes de recaudación.

En paralelo, otros especialistas aclararon que todavía hay buena cantidad de pesos emitidos que el mercado no demanda, los cuales se podrían volcar masivamente al dólar en caso de que se levanten todas las restricciones.

Asimismo, el constante recorte de tasas por parte del Central, si bien descomprime el peso de los Pases Pasivos en la cantidad de dinero que circula en la economía, quita incentivos a las inversiones en pesos y alimenta el apetito por el dólar, tal como se viene viendo en estos días con el blue y los financieros. Esta semana la brecha cambiaria alcanzó su valor más alto desde febrero.

Dejá tu comentario

Te puede interesar