10 de julio 2024 - 20:16

Clave para salir del cepo: Gobierno reglamentó la creación de las LEFI, en busca de sanear el BCRA

Publicó en el Boletín Oficial el decreto que autoriza la emisión de las letras fiscales con las que el Tesoro absorberá la deuda remunerada del BCRA. Qué dice la norma.

El Gobierno publicó el decreto que establece la emisión de las nuevas LEFI y avanza en el pasamanos de deuda BCRA-Tesoro.

El Gobierno publicó el decreto que establece la emisión de las nuevas LEFI y avanza en el pasamanos de deuda BCRA-Tesoro.

Depositphotos

El Gobierno avanzó este miércoles en la oficialización del marco normativo para la creación de los nuevos títulos con los que culminará el proceso de migración de deuda desde el Banco Central hacia el Tesoro. Así, buscará terminar con la emisión monetaria que realiza la entidad para pagar los intereses de los pasivos remunerados del BCRA, que en el futuro esquema serán afrontados por el fisco.

En un suplemento de la edición de este miércoles del Boletín Oficial, el Ejecutivo publicó el decreto 602/2024 que crea la Letra Fiscal de Liquidez (LEFI), que será emitida por el Tesoro y se utilizará para captar el stock remanente de pases emitidos por el Central.

El artículo 1° de la norma establece que la LEFI tendrá un año de plazo y que se emitirá un total de $20 billones. También define que la letra capitalizará la tasa de política monetaria, que seguirá siendo definida por el organismo que preside Santiago Bausili. La LEFI solo será transferible y negociable entre el BCRA y las entidades financieras, y será el nuevo vehículo mediante el cual el Central administrará la liquidez de la economía a través de operaciones diarias de compra y venta.

LEFI: ¿cómo funcionará el nuevo esquema?

El decreto habilita al Poder Ejecutivo a canjearle la LEFI al BCRA por Instrumentos de Deuda Pública que forman parte de la cartera del Central, incluidas las Letras Intransferibles. Los títulos elegibles serán considerados a su precio de mercado y las LEFI, a valor técnico.

Una vez hecho el canje, el BCRA comenzará a utilizar las letras fiscales para gestionar la liquidez. En concreto, con ellas hará que los bancos tengan que reemplazar sus pases a un día. Luego, administrará la liquidez con operaciones diarias de compra-venta de la LEFI.

La medida establece que la Secretaría de Hacienda deberá afrontar el costo financiero de las letras que el BCRA les coloque a los bancos, lo que implicará que el Tesoro diariamente deberá cubrir un monto equivalente a los intereses que devengue la tasa de política monetaria, que “quedará depositado en garantía en una cuenta constituida a tal fin” en el Central.

Fuentes oficiales señalan que el objetivo de esta medida es terminar con la emisión monetaria que genera el pago de los intereses por los pases del BCRA, los cuales dejarán de existir. Ahora ese costo será transferido al Tesoro que lo afrontará a partir de un mayor ajuste fiscal. Al ser capitalizables a un año, los intereses de las LEFI no impactarán en el resultado fiscal contable de este año sino en el de 2025 (aunque los pesos tengan que ser depositados diariamente por el fisco).

El gran interrogante es si, a partir de la implementación del nuevo esquema, el Central definirá una suba de la tasa de interés para intentar contener las presiones cambiarias. En adelante, un incremento de los rendimientos no impactará en la emisión monetaria pero sí le demandará al Gobierno un mayor ajuste en otras partidas porque incrementará el costo fiscal.

En el Gobierno sostienen que esta “segunda etapa del plan” es un paso más hacia la salida del cepo cambiario, que fue postergada para una “tercera etapa” sin fecha concreta.

Pero diversos analistas ponen reparos en que el pasamanos de deuda desde el BCRA hacia el Tesoro represente un alivio para las potenciales presiones cambiarias en caso de apertura del control de cambios. Indican que el stock de pesos es el mismo y que, en definitiva, la variable a monitorear serán los depósitos de los ahorristas, que son la contracara tanto de los pases como de las LECAP adquiridas por bancos y de las futuras Letras Fiscales de Liquidez.

Lo cierto es que Javier Milei volvió a correr el arco de los plazos para la salida del cepo. Este martes, a través de su cuenta de X, sumó una nueva condición a los dos requisitos que ya había puesto para desarmar las restricciones: a la eliminación de los pasivos remunerados del BCRA y de los puts (seguros sobre títulos públicos que el Central les colocó a los bancos y que constituyen una deuda contingente para la entidad), ahora sumó que la inflación y la tasa de devaluación mensual converjan en torno al 0%. Un objetivo que ningún economista espera que se cumpla en lo que resta del año.

Dejá tu comentario

Te puede interesar