Caso Dalmasso: a cinco años del crimen, se espera resultado de ADN

Información General

El fiscal que investiga el crimen de Nora Dalmasso, ocurrido en la ciudad cordobesa de Río Cuarto y del que este sábado se cumplen cinco años, recibirá la semana próxima los resultados de nuevos estudios de ADN sobre muestras halladas en el cinturón de la bata de la víctima y en la sábana de su cama.

Además, contará con un nuevo estudio sobre el tiempo de vida de los espermatozoides en la vagina de un cadáver, con el fin de confirmar los dichos del viudo Marcelo Macarrón, quien dijo no haber estado en la ciudad cuando se produjo el asesinato, pero afirmó haber tenido relaciones con su esposa dos días antes.

Mientras se aguardan los resultados, el único acusado que queda en la causa es Facundo Macarrón, hijo de la víctima, imputado del delito de "homicidio por sospecha leve" luego de que meses después del crimen se encontrara el haplotipo `Y` de los Macarrón en una serie de muestras.

La tarde del 26 noviembre de 2006, Dalmasso (51) fue encontrada estrangulada y semidesnuda en su casa del residencial barrio Villa Golf, en Río Cuarto, distante unos 225 kilómetros al sur de Córdoba.

A lo largo de la investigación se manejaron varias hipótesis: una apuntó a un crimen durante un juego erótico, otra a un estrangulamiento durante la consumación de una relación sexual y a un homicidio cometido tras un abuso sexual.

A cargo de la pesquisa está el fiscal Javier Di Santo, quien aguarda para la semana próxima un informe del Centro de Excelencia en Productos y Procesos Córdoba (Ceprocor) sobre distintas muestras enviadas hace unos dos meses.

"Todo lo que se ha hecho ha sido importante, pero no ha dado el fruto querido, más allá de los esfuerzos y el empeño", señaló Di Santo, quien reconoció que hasta el momento no se ha podido determinar el móvil del crimen, aunque hay distintas hipótesis.

Un informe del FBI que demoró años confirmó la existencia en la escena del crimen de muestras de ADN compatibles con el patrón genético del viudo en la vulva de la víctima, las sábanas y en el cinturón de la bata.

Ahora, se espera que los estudios hechos en el Ceprocor develen el tiempo de permanencia de espermatozoides vivos en un cadáver, debido a que el marido de Nora manifestó haber tenido relaciones sexuales con su mujer antes de viajar a Punta del Este para asistir a un torneo de golf que ganó el día del crimen.

En ese sentido, el abogado defensor de Facundo Macarrón, Marcelo Brito, señalo que "ya ha presentado un estudio que determina claramente que en un cuerpo pueden permanecer espermatozoides vivos".

Señaló que esto demuestra que "es real lo expresado por Macarrón de que había tenido relaciones sexuales antes de viajar a Uruguay, lugar donde se encontraba el día que asesinaron a su mujer".

Agregó que también se esperan "los resultados de los análisis realizados en el cinto de la bata de Nora y en la sábana de abajo de la cama donde fue asesinada".

En ese sentido, recordó que en la bata y en la sábana "existen elementos del linaje Macarrón, pero también hay uno que no se corresponde con esas características".

Agregó que la muestra levantada de la sábana es, a su vez, distinta a la del cinto.

"O sea que tenemos dos perfiles diferentes entre sí, y que no pertenecen a los Macarrón. Lo que hay que determinar es a quiénes pertenecen esos perfiles", explicó.

En relación a Facundo, imputado desde 2007, Brito dijo que "no hay pruebas" en su contra y calificó de "absurda" la acusación.

Consultado sobre las razones por las cuales no solicitó hasta ahora el sobreseimiento de su defendido, el abogado señaló que "fue por expreso pedido de él".

"Facundo quiere que sea la Justicia la que lo declare inocente y la que lo absuelva de culpa y cargo", remarcó el abogado.

El 1 de abril último, fue sobreseído el otro de los imputados que tenía la causa, el pintor Gastón Zárate, conocido como "el perejil" y por cuya detención se realizó una multitudinaria marcha de protesta en Río Cuarto.

La decisión de desvincular a Zárate se tomó a partir de los informes realizados del FBI, que lo excluyeron de la escena del crimen.

Dejá tu comentario