Fuerte sismo sacudió a Costa Rica y dejó 2 muertos

Mundo

Un terremoto de magnitud 7,6 en la escala de Richter sacudió la costa norte del Pacífico de Costa Rica y provocó la muerte de dos personas aunque no dejó daños materiales de envergadura, además de generar un alerta de tsunami en la región que luego fue levantada.

La estatal Comisión Nacional de Emergencias (CNE) indicó que una mujer falleció en la provincia de Guanacaste, donde se registró el epicentro del sismo, debido a un infarto sufrido por el impacto que le provocó la sacudida.

La CNE comunicó asimismo la muerte de un trabajador al que presuntamente lo alcanzó la estructura de una construcción en la que trabajaba.

En diversas partes del país, en especial en Guanacaste, una región turística, se reportaron daños en viviendas y algunos edificios, pero el gobierno dijo que no merecen declarar una emergencia nacional. La presidenta costarricense, Laura Chinchilla, llamó a la población a mantener la calma.

El movimiento sísmico se registró a las 8:42 horas locales a una profundidad de 35 kilómetros y tuvo su epicentro 20 kilómetros al sur de Sámara, una localidad turística costera, ubicada a unos 250 kilómetros al noroeste de la capital, San José.

La última medición de la Red Sismológica Nacional y del Observatorio Vulcanológico de Costa Rica (OVSICORI) estableció que la magnitud del terremoto fue de 7,6 en la escala de Richter.

Un funcionario de OVSICORI dijo que se reportaron daños en viviendas y algunos edificios en las ciudades de Nicoya, Santa Cruz, en Guanacaste, y en Puntarenas.

Después del evento principal ocurrieron unas 60 réplicas, algunas de magnitudes entre 3 y 4. De todas formas, Alejandro Gutiérrez, oceanógrafo del OVSICORI, descartó la posibilidad de un tsunami.

El temblor se sintió con fuerza en San José y provocó el pánico en centros comerciales y oficinas públicas. Se produjeron caídas en los servicios telefónicos fijos y celulares, Internet y cortes de luz en varios puntos del país.

Paredes cuarteadas, un puente desplomado y objetos caídos formaban parte de los reportes provenientes de diversas regiones, en especial de la provincia de Guanacaste, en el norte costarricense.

La iglesia colonial de Nicoya, una de las principales ciudades de Guanacaste, sufrió serios daños, así como la sucursal de la estatal Caja del Seguro Social.

Las clases fueron suspendidas en las regiones afectadas por el terremoto. En enero de 2009, un terremoto de magnitud 6,9 en la escala de Richter devastó la zona de Chinchona, ubicada a 50 kilómetros al norte de la capital, y dejó un saldo de 25 muertos.

El Centro de Alerta de Tsunamis del Pacífico decretó en un principio la alerta para Costa Rica, Panamá, Nicaragua, El Salvador, Honduras, México, Colombia, Ecuador, Guatemala y Perú, luego la mantuvo para Costa Rica y sus vecinos Panamá y Nicaragua. Finalmente la suspendió para toda la región.

En Nicaragua, las autoridades dijeron mantenerse atentas a posibles réplicas, luego de haber suspendido el alerta que había obligado a la evacuación de miles de pobladores en 76 comunidades de la franja costera del Pacífico.

El general del Ejército Mario Pérez Cassar, indicó que la Defensa Civil había movilizado a sus efectivos de manera urgente para evacuar a miles de pobladores de la zona de San Juan del Sur, en la sureña provincia de Rivas, de San Rafael del Sur (Managua) y del puerto de Corinto (León, occidente) ante el riesgo de un maremoto.

Según Pérez, en Nicaragua no se reportaron muertos, heridos ni daños materiales a causa del sismo. Sin embargo, la oficialista Nueva Radio reportó la muerte de tres mujeres al volcarse una lancha en la región de La Cruz del Río Grande, en la costa surcaribeña del país.

El sismo se sintió con fuerza en gran parte del territorio nicaragüense, incluida la capital, donde miles de personas salieron a las calles alarmadas y se interrumpió la señal de los teléfonos celulares.

Dejá tu comentario