México: López Obrador defiende su plan de reforma eléctrica ante los reparos de EEUU y Canadá

Mundo

El presidente mexicano afirmó que la reforma constitucional que promueve, para darle más poder al Estado, no es contraria a las obligaciones del TMEC.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, dijo este miércoles que su propuesta de reforma constitucional a la industria eléctrica es respetuosa de acuerdos comerciales como el TMEC con Estados Unidos y Canadá.

"La reforma eléctrica no contraviene el tratado (TMEC), al contrario es para que México tenga todavía más ventajas comparativas, para que lleguen más inversiones y que podamos mantener el compromiso con los usuarios de no aumentar el precio de la luz", dijo el presidente izquierdista en una conferencia de prensa

López Obrador fue interrogado sobre las críticas contra esta reforma constitucional, entre ellas que sería contraria a compromisos internacionales asumidos por México.

Tanto Estados Unidos como Canadá han externado su preocupación sobre el potencial impacto que en inversiones privadas norteamericanas tendría esta reforma de ser aprobada.

Desde que asumió el poder, en diciembre de 2018, López Obrador se ha empeñado en reforzar el papel del Estado en el sector energético de México, lo que ha generado choques entre el gobierno y el sector empresarial.

El presidente reiteró este miércoles que esta reforma busca fortalecer a la estatal Comisión Federal de Electricidad (CFE) sobre todo en materia de generación de energía.

En el marco legal actual, la CFE adquiere de empresas privadas gran parte de la electricidad que distribuye en México.

Críticos de la reforma han señalado que la CFE regresaría a producir energía con combustóleo y carbón, altamente contaminantes, pero López Obrador asegura que su objetivo es modernizar las plantas hidroeléctricas de la CFE.

Morena, el partido del presidente, domina el Congreso bicameral pero al ser una reforma constitucional se requieren los votos de dos tercios de los legisladores presentes, lo que obliga al oficialismo a negociar alianzas con la oposición.

La política energética de López Obrador sufrió un revés en mayo pasado luego de que un juez suspendió la aplicación de una reforma a la ley nacional de hidrocarburos, aprobada en abril por el oficialismo, aduciendo que podría afectar la "competencia y la libre concurrencia" en la industria.

Temas

Dejá tu comentario