Dólar planchado: ¿Sigue siendo un buen momento para construir?

Negocios

Tras un 2020 con un dólar indomable: ¿la estabilidad de la moneda estadounidense obliga a replantear el escenario?.

El año pasado fue un gran momento para construir. El dólar, indomable durante todo 2020, impactó de lleno en los costos de la construcción. Esto, sumado a la sobre oferta de terrenos en las afueras de la Ciudad de Buenos Aires (que inevitablemente les bajó el precio), a la necesidad de muchos porteños de migrar hacia lugares en contacto con la naturaleza y al boom del teletrabajo, generó una oportunidad de inversión inmobiliaria tanto para desarrolladores como para consumidores finales que contaban con ahorros en dólares: el famoso combo de lote + la construcción de una casa.

Coincidencia unánime

El 2021 comenzó sin novedades, pero a medida que fueron pasando los días, el dólar planchado alteró el mercado, y al cierre del primer trimestre muchos se preguntan si sigue siendo hoy un buen momento para apostar a la construcción.

mercado inmobiliario.jpg

"Se siguen firmando contratos de construcción llave en mano a 650 dólares por metro cuadrado, que con el valor de dólar actual es más accesible", dice Pérez de Graffe.

Daniela Pérez de Graffe, directora comercial de Grupo Coria, afirma que es el momento ideal de construir “para las familias que buscan su casa propia. El dólar lleva varios meses estable en un valor incluso menor que el año pasado, y todavía el costo del metro cuadrado de la construcción se encuentra muy bajo en relación a lo que costaba antes de la pandemia. Se siguen firmando contratos de construcción llave en mano a 650 dólares por metro cuadrado, que con el valor de dólar actual es más accesible. Sin embargo vemos que ya tocó piso y va a empezar a repuntar en cualquier momento porque los costos en general han subido, desde los valores de los lotes hasta los materiales e insumos, sumado a que hay un gran auge constructivo”.

Para Pérez de Graffe, el brusco descenso del dólar blue, que pasó de $195 a $142, es otro factor determinante. “Se vuelve más accesible para el que quiere comprar una propiedad. Para los desarrolladores por el contrario, hacen un esfuerzo por mantener estables los valores de las propiedades, con los costos de los materiales subiendo de precio y el dólar bajo se achican los márgenes de rentabilidad”, considera la especialista.

Hernán Nucifora, CEO de Global Investments, aporta su balance: “los materiales se fueron incrementando, el dólar se estancó hace 3 o 4 meses y los índices de la cámara fueron muy altos, el ultimo casi del 6%. Más faltantes de materiales, más importaciones cerradas y demás, definitivamente todavía sigue siendo interesante construir en este momento. El costo se sigue incrementando en dólares mes a mes, aproximadamente en un 7 u 8 % en dólares en los últimos 4 o 5 meses. Mientras el dólar siga estable y la inflación siga en moneda dura, de a poco vamos a ir entrando de vuelta a los valores que teníamos previos a la devaluación.

Mariano Gubitosi, gerente comercial de Grupo Portland, coincide en que si bien la devaluación generó una ventaja en términos de costos de construcción en dólares, y esa ecuación cambió en los últimos meses, “los costos siguen siendo competitivos y las desarrolladoras no basan sus planes de negocios en análisis parciales y estáticos en el tiempo, sino que lo hacen con una perspectiva de largo plazo y continuidad de crecimiento, más allá de las coyunturas”.

Para Juan Manuel Tapiola, CEO de Spazios: “El dólar va a seguir planchado y la inflación va a seguir en aumento, por lo que será cada vez más caro construir en dólares. Esto va a impactar en los valores por m2 en dólares que terminarán subiendo”. A pesar de ello, las expectativas de Tapiola para los próximos meses “es que este escenario se mantenga pero la construcción no necesariamente se vea desalentada sino que seguramente siga activa”.

Financiamiento en pesos

Hernán Siwacki, Socio Gerente de Capital Brokers Propiedades, hace otro análisis de la coyuntura: “Hace 6 meses el esquema ideal para los desarrolladores era cerrar las operaciones en dólares, o cobrar el mayor anticipo posible en dicha moneda. Con un dólar que subía y costos de construcción muy atrasados ese era el esquema ideal. Hoy es casi a la inversa. Los desarrolladores en su mayoría no quieren cerrar precio en dólares, prefieren financiar en pesos actualizado por la CAC, u otro índice. Hoy el dólar está en 137 y el costo de la construcción está cada vez más alto. Entonces no les conviene tener los dólares, prefieren tener pesos que cobrar y con eso construir”.

"En Argentina nadie puede predecir nada, todo es muy volátil. En la medida en que el dolar se mantenga bajo y el costo de construcción siga de esta manera los precios en dólares irán subiendo, porque los costos en dicha moneda subirán. Este panorama yo creo que se va a mantener gran parte del año, o al menos hasta después de las elecciones de octubre", concluye Siwacki.

Por último Daniel Mintzer, director de G&D Developers asegura que “los precios han bajado entre un 30 y un 35 % respecto al mismo trimestre de 2020. Si bien en este plazo de un año los costos que bajaron mucho en dólares han subido en parte debido a la inflación y el dólar quieto, aún da sentido invertir, comercializar y construir en estos valores y más pensando en una dolarización de las unidades a futuros”.

Dejá tu comentario