Edición Impresa

"Nos obligamos a incluir la variable sustentabilidad en la toma de decisiones"

En diálogo con Ámbito Biz, Mariale Álvarez, directora de Sustentabilidad de Coca-Cola de Argentina, describe los ejes que trabaja lsa compañía y la estrategia de bajar los niveles de azúcares. "Todavía falta mucho", dijo sobre la sustentabilidad en el país.

“Integrar la sustentabilidad al negocio es pensar el negocio en el largo plazo”, define Mariale Álvarez, directora de Sustentabilidad de Coca-Cola de Argentina, en diálogo con Ámbito Biz. Durante la charla, la ejecutiva explica los tres ejes de trabajo de la compañía, la estrategia de bajar los niveles de azúcar en las bebidas y brinda su diagnóstico sobre la sustentabilidad en Argentina.

Periodista: ¿Cómo integra la compañía la sustentabilidad al negocio?

Mariale Álvarez: Ese es el verdadero desafío porque implica repensar la forma en que se hacen los negocios. Todo el tiempo nos obligamos a incluir la variable sustentabilidad como parte cotidiana del análisis para la toma de decisiones, en todas las áreas. En Coca-Cola entendemos que nuestra capacidad de crecimiento depende de que hagamos negocios de la forma correcta, no del modo más fácil, porque la rentabilidad es importante, pero no de cualquier modo.

P.: ¿Cuáles son los principales ejes de acción?

M.A.: Trabajamos junto a nuestros socios embotelladores y en alianza con el sector público y la sociedad civil en aquellos ejes que tienen directa vinculación con nuestro negocio que son Agua, Empaques y Comunidad. En agua, trabajamos en optimizar su uso en nuestros sitios productivos, proyectos de conservación de cuencas hídricas y en programas que faciliten el acceso. En empaques, invertimos en investigación y desarrollo para lograr envases más eco-eficientes y asegurar su reciclabilidad. En comunidad, nos enfocamos en nuestra cadena de valor mediante el empoderamiento de mujeres y en el fomento de buenas prácticas agrícolas y sanitarias en el sector citrícola que es un proveedor clave.

P.: ¿Las iniciativas en Argentina son locales o vienen de la casa matriz?

M.A.: La compañía trabaja basada en estos tres pilares en los más de 200 países en los que opera. Cada iniciativa tiene su adaptación local de acuerdo con el contexto y las necesidades de cada comunidad, articulando también localmente con ONG y autoridades. En Argentina, por ejemplo, estamos impulsando “Un Mundo sin residuos”, una iniciativa global que tiene un objetivo ambicioso: ayudar a recolectar y reciclar el equivalente al 100% de nuestros empaques para el año 2030.

P.: La empresa bajó los niveles de azúcares: ¿fue para considerarse una marca saludable?

M.A.: El crecimiento sostenido de la compañía depende de nuestra capacidad de convertir nuestra pasión por las personas en marcas y productos que la gente ama. Y esta transformación implica cambios. Estamos pasando de ser una marca que define una compañía a ser una Compañía Integral de Bebidas, con el foco puesto en la creación de nuevas recetas con menos azúcar y el desarrollo de nuevas opciones que aporten beneficios nutricionales, funcionales y de hidratación. Hoy contamos en Argentina con un portafolio de más de 80 bebidas de las cuales el 45% son opciones bajas calorías o sin azúcar.

P.: ¿Qué lugar ocupa la innovación en las prácticas sustentables?

M.A.: La innovación es fundamental para la sustentabilidad de nuestro negocio. Estamos viviendo una de las transformaciones más importantes de su historia con el foco puesto en la evolución de su portafolio para pasar de ser la marca icónica del Siglo XX a la Compañía Integral de Bebidas del Siglo XXI. Dentro de este proceso, la innovación cumple un rol central. No sólo en la creación de recetas y bebidas sino también en los envases, en los modos de entablar las relaciones y cómo nuestras bebidas llegan a las personas.

P.: En un contexto de crisis, ¿la baja de ventas repercute en las prácticas sostenibles?

M.A.: No. El compromiso es con el largo plazo y aún cuando situaciones económicas coyunturales planteen dificultades y puedan exigir cambios en la ejecución de los planes de negocio, la forma de operar no cambia. Las iniciativas de sustentabilidad también tienen incorporada en su diseño su “sustentabilidad financiera” y no dependen de resultados de negocio del corto plazo. Este año anunciamos una ampliación del plan de inversiones de 2019-2021 en u$s1.200 millones.

P.: ¿Cuál es el balance del año que hace el departamento?

M.A.: El balance es positivo, pero somos conscientes de que queda mucho trabajo por delante. Ha sido un año de mucho trabajo con objetivos ambiciosos en lo que respecta a nuestros programas de sustentabilidad. Ampliamos a más de 340 los filtros de agua instalados en escuelas e instituciones de más de 13 provincias. Llevamos capacitadas a más de 5.000 mujeres con nuestro programa de Empoderamiento y continuamos reabasteciendo más del 100% del agua que utilizamos en nuestros productos y procesos.

P.: ¿Cómo evalúa el estado de la sustentabilidad en Argentina?

M.A.: Como en muchos otros temas, avanzamos en forma irregular. Con logros sorprendentemente buenos en algunas áreas como el creciente involucramiento de pymes en iniciativas de sustentabilidad y muy retrasados en otros como la responsabilidad fiscal por ejemplo. Pero lo que es innegable es que la sustentabilidad está cada vez más presente y que los esquemas colaborativos de trabajo conjunto están siendo adoptados cada vez más, lo que logra impactos mucho más relevantes.

P.: ¿Cuáles son las novedades para el próximo año?

M.A.: Durante 2019 seguiremos trabajando para mejorar nuestros mecanismos de conservación del agua, en innovar en nuestros envases para hacerlos más sustentables y continuar empoderando mujeres, especialmente las de nuestra cadena de valor.

Entrevista Diego González

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario