Alberto almorzó con CGT: pospandemia, obras sociales y señal de cercanía

Política

Analizaron las medidas de recuperación económica para la pospandemia y las pautas de un eventual Consejo Económico y Social.

La CGT almorzó hoy con Alberto Fernández y parte de su Gabinete en la quinta de Olivos, en un encuentro que sirvió para apuntalar el diálogo orientado a medidas de recuperación económica para la pospandemia, las pautas de un eventual Consejo Económico y Social y, de paso, como bálsamo para la central obrera tras el tiempo que el mandatario le dispensó a solas a Hugo Moyano dos semanas atrás con la presencia de las parejas de ambos. Participaron además los secretarios de Asuntos Estratégicos, Gustavo Béliz y el General de la Presidencia, Julio Vitobello, y el jefe de Asesores, Juan Manuel Olmos.

El cónclave resultó oportuno para acallar un creciente malestar en la organización sindical por la falta de coparticipación en el diseño de las medidas económicas y una aparente demora de los funcionarios en la implementación de los acuerdos políticos alcanzados con el jefe de Estado. Acudieron por la CGT los dos cosecretarios generales, Héctor Daer y Carlos Acuña, y otros referentes de la “mesa chica” como Gerardo Martínez (albañiles, Uocra), José Luis Lingeri (Obras Sanitarias), Andrés Rodríguez (estatales, UPCN) y el metalúrgico Antonio Caló (UOM).

Uno de los que había elevado el volumen de sus quejas había sido Gerardo Martínez, golpeado con particular fuerza por el parate económico de la pandemia en el rubro de la construcción. Además hizo saber de la aparente demora del Ejecutivo en implementar proyectos de construcción de viviendas sociales y para la evaluación de sus proyectos de reactivación mediante obras en conjunto con organizaciones sociales. Los fondos de las obras sociales, una preocupación constante de los dirigentes, formó parte de los temas analizados.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario