Oficialismo dinamitó el clima "acuerdista" en el Senado

Política

Mientras continúan las interminables semanas de aislamiento en varios distritos, el oficialismo avanzó con temas de fondo en el Senado y dinamitó el clima “acuerdista” que reinó hasta hace 15 días en la Cámara alta, tal como contó en detalle Ámbito.

La disputa se da por las acciones del kirchnerismo hacia cuestiones por fuera de la pandemia, que era lo consensuado en el protocolo para sesionar de manera virtual-presencial. La presentación de proyectos menguó durante la cuarentena, aunque algunas iniciativas llaman la atención. Por ejemplo, la legisladora pampeana del Frente de Todos Norma Durango impulsa la incorporación del “lenguaje inclusivo en cuanto al género en la redacción de los documentos oficiales de la Administración Pública Nacional centralizada, sus organismos descentralizados o autárquicos, los entes públicos no estatales, las empresas del Estado y las empresas privadas concesionarias de servicios públicos”.

Para ello, se forzará la creación de un manual de estilo. Lo curioso aparece en los fundamentos del texto, donde se recuerda y reconoce “como antecedente el trabajo legislativo de la senadora nacional (MC) María C. Perceval, que obtuviera media sanción del Honorable Senado de la Nación en el año 2008 (S-34/08)”.

También se aclara: “No obstante, el proyecto no fue tratado en la Cámara de Diputados de la Nación y perdió estado parlamentario”. Es decir, durante el cristinismo y con mayoría cómoda -y guiño opositor- para convertirlo en ley.

También, con legisladores oficialistas que exageran apoyos a cuestiones olvidadas durante décadas, y que hoy están en puestos importantes del Ejecutivo. Sobre ellos no hay reproches.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario