Nación definirá restricciones: desacuerdo entre Buenos Aires y Ciudad

Política

Límite a la circulación y transporte sólo para esenciales -incluídos docentes y alumnos-, cierres nocturnos y restricción de actividades sociales y recreativas, el paquete de medidas que anunciará el gobierno nacional

Acuerdo básico sobre la llegada de la segunda ola pero desacuerdo en cuanto al límite a la libre circulación para contener la disparada de contagios que alcanzó la cifra récord de 20.870 casos positivos en las últimas 24 horas. Los jefes de Gabinete, Santiago Cafiero (Nación), Felipe Miguel (Ciudad Autónoma de Buenos Aires) y Carlos Bianco (Provincia de Buenos Aires) se reunieron por segundo día consecutivo en Casa Rosada junto a sus Ministros de Salud. El gobierno nacional tendrá la última palabra a partir de una disposición, en principio un DNU, que regirá por dos semanas con un plan integral de tres ejes:

  • Restricción de la circulación y uso del transporte público
  • Restricción de actividades masivas, sociales y recreativas
  • Cierre de la nocturnidad

El principal punto de acuerdo entre las tres jurisdicciones fue mantener a salvo el dictado de clases presenciales y la actividad económica. Miguel, junto a Fernán Quirós, apuntaban a mantener la libre circulación con la única limitación del cierre de la actividad nocturna entre las 00 y las 6 de la mañana. Sin embargo, rechazaron cualquier tipio de límite a la libre circulación en el ámbito de la Ciudad. En principio, durante dos semanas, el transporte público volvería a quedar reservado para trabajadores esenciales –entre quienes se incluirá a docentes y alumnos- y se podrá acceder a través de la aplicación Cuidar. “Estamos en contra de cerrar la circulación porque primero no tiene ningún criterio sanitario ya que impedir que la gente circule por las calles al aire libre no sirve para nada y sobre todo porque restringe las libertades individuales”, explicó a Ámbito un funcionario del gobierno de Horacio Rodríguez Larreta una vez finalizada la reunión en Rosada. Consideran que esa medida implica un virtual “toque de queda”.

Encuesta

En la gestión de Axel Kicillof estaban conformes con el paquete de medidas que dispondrá el Poder Ejecutivo Nacional y que cada jurisdicción deberá adaptar a su realidad epidemiológica. “No queríamos que las medidas se limitaran sólo a la nocturnidad. Hace falta un control más fuerte de la circulación por 15 días para frenar la curva de contagios”, advirtieron desde el gobierno bonaerense. Ciudad y Provincia no llegaron a un acuerdo sobre la hora en la que se deberían cerrar las actividades nocturnas.

El jefe de gabinete porteño insistió ante Cafiero y Bianco en mantener las aperturas hasta las 00:00 horas, mientras que su par bonaerense se inclinaba por cerrar a partir de las 22:00. ¿Puede Larreta plantarse y desacoplar a la Ciudad de las medidas que dicte la Nación? Eso depende del tenor administrativo de la resolución que dicte Alberto Fernández. En caso de que se trate de un DNU, no habría margen. Si es una decisión administrativa de Jefatura de Gabinete, habría mayor flexibilidad.

Las restricciones de actividades sociales y recreativas no sólo afectarán a los jóvenes. También se dispondría de nuevo el cierre de cines, teatros, bingos, casinos y gimnasios que no cuenten con aire libre. Un estado de situación similar a la fase 3 del ASPO (aislamiento sociales, preventivo y obligatorio). El encuentro, que comenzó pasadas las 15:00 y se extendió por más de una hora, también contó con la participación de la ministra de Salud, Carla Vizzotti; el porteño, Fernán Quirós; y el viceministro bonaerense, Nicolás Kreplak.

Dejá tu comentario