Lanziani analizó con empresarios chinos como siguen las obras de las represas Cóndor Cliff y La Barrancosa

Política

El secretario de Energía se reunió con directivos de la firma china Gezhouba. "Fue una muy buena reunión", dijeron los funcionarios argentinos consultados por Ámbito.

El secretario de Energía, Sergio Lanziani, recibió este lunes a al miembro titular del comité ejecutivo de la empresa China Gezhouba Group Corporation (CGGC), Yuan Zhiziong, para analizar la dilatada construcción de las represas hidroeléctricas Cóndor Cliff y La Barrancosa en Santa Cruz.

Según informaron desde el despacho de Lanziani, el secretario y el directivo asiáticos conversaron sobre los mega proyectos de energía y sus respectivas centrales eléctricas. “El enviado de la empresa china calificó el encuentro como muy positivo”, señalaron desde la Secretaría. “Fue una muy buena reunión”, dijeron los funcionarios argentinos consultados por Ámbito.

Lanziani Gezhouba China Represas.jpg

Lanziani y Zhiziong dialogaron sobre el futuro de las obras y los aprovechamientos hidroeléctricos del río Santa Cruz, que proveerán electricidad al Sistema Argentino de Interconexión (SADI).

El proyecto de las represas fue presentado internacionalmente en 2012, y un año más tarde adjudicado a la Unión Transitoria de Empresas (UTE) conformada por Electroingeniería, Gezhouba e Hidrocuyo. En 2014, el Gobierno nacional de Cristina Fernández aprobó el modelo de contrato con China para que este país financie parte de la obra, y en febrero de 2015 se ordenó su inicio. En ese marco, la ex presidenta rebautizó a las represas Jorge Cepernic y Néstor Kirchner. Los trabajos comenzaron pero antes de fin de año se detuvieron, y con la llegada de Cambiemos su continuidad estuvo en duda.

En 2017 Mauricio Macri las volvió a renombrar Cóndor Cliff y La Barrancosa, pero frenó los trabajos y miles de trabajadores quedaron sin empleo. Había un supuesto motivo: unos meses antes, en diciembre de 2016, apareció un fallo de la Corte Suprema de Justicia que ordenó analizar el impacto ambiental que podrían tener las represas en la región, y llamar a audiencia pública para discutirlo. El ex ministro de Energía Juan José Aranguren la organizó y defendió ante ambientalistas algunos retoques al master plan original y un achicacamiento de los desembolsos.

Por lo tanto, el gobierno de Macri determinó en una investigación sobre el impacto ecológico que, más allá de algunos recaudos, no hay mayores problemas de convivencia con la flora y fauna locales. Durante la visita que el ex presidente Macri había realizado a China en 2017, se pactó el reinicio de las obras para las cuales el gigante asiático prometió financiamiento por u$s 4.730 millones. Pero tampoco se reactivaron las obras por falta de dólares.

A principios del 2018 el proyecto quedó trabado por el estallido en la Argentina de la “Causa de los Cuadernos” y la aparición de Gerardo Ferreyra, vicepresidente de Electroingeniería, en ese expediente y por la que quedó privado de su libertad.

A fines de 2018, el presidente chino Xi Jinping llegó a la Argentina con motivo del G20 de Buenos Aires y fue recibido en Olivos por Macri. Allí, le prometieron al mandatario definiciones sobre las represas y el reacomodo de las empresas participantes de las obras en la UTE. En enero de 2019 Macri aprovechó una visita por Tierra del Fuego, Santa Cruz y Chubut para visitar el obrador de las represas. Según la UTE unas 1.100 personas trabajan en el propyecto. Ahora, el gobierno de Alberto Fernández se propone avanzar con la iniciativa energética.

Represas Condor Cliff y La Barrancosa 2.jpg
El proyecto costará u$s4.730 millones y el 85% de ese monto será financiamiento chino, dado que la inversión está vinculada al

El proyecto costará u$s4.730 millones y el 85% de ese monto será financiamiento chino, dado que la inversión está vinculada al "swap" con el país asiático, que incluyó otras obras, como el Belgrano Cargas y el Salar de Jujuy.

De hecho, la semana pasada Lanziani recibió a funcionarios diplomáticos chinos, que le expresaron su interés en "explorar nuevos rubros de cooperación" en el área energética, además de repasar los proyectos ya encarados en común.

Empresas chinas o sus entidades de financiamiento para infraestructura participan en distintos proyectos de energías renovables (parque solar Caucharí en Jujuy), centrales térmicas e hidroeléctricas, además de lo ocurrido en el sector minero. La gestión de Macri también dejó pendiente y sin avances el desarrollo de la cuarta central nuclear en la localidad bonaerense de Lima, entre otros emprendimientos.

Dejá tu comentario