"Es inconcebible que no se haya elevado a juicio oral a Macri"

Política

Sergio Burstein, familiar de una víctima del atentado a la AMIA, dijo que el juez federal Sebastián Casanello buscó "enmendar una barbaridad" cuando rechazó un pedido de sobreseimiento de Mauricio Macri en la causa por las escuchas telefónicas ilegales en las que está siendo investigado, al tiempo que volvió a criticar que no se lo juzgue en un proceso oral y público.

"Es una forma de remediar, porque para nosotros es inconcebible que no se haya elevado a juicio oral a Mauricio Macri junto a los demás procesados", señaló Burstein, al opinar sobre la medida tomada por Casanello.

Para el dirigente, se trató de "un despropósito, es una medida política desde un juez más que una resolución jurídica".

"Este juez Casanello ha enmendado la barbaridad que hizo para poder establecer la responsabilidad o no de Mauricio Macri y los demás imputados", señaló Burstein en diálogo con la radio Nacional Rock.

Agregó que "esto es una decisión política, pero de jurídica no tiene nada" y señaló: "el juez se agarró de una palabra para mandar todos a juicio menos al jefe de gobierno".

"Cuando nosotros protestábamos para que no se designe y luego se deje sin efecto a Palacios como jefe de policía, no era contra (Jorge "Fino") Palacios sino contra Macri. Palacios es el pato de la boda, es defendido por Macri que tiene la responsabilidad política de defenderlo", enfatizó.

Casanello rechazó un pedido de sobreseimiento del jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, en la causa por las escuchas telefónicas ilegales en las que está siendo investigado.

Fuentes judiciales informaron a NA que el magistrado consideró "prematuro" el planteo, ya que resta conocer un pedido de información que él hizo a los Estados Unidos.

Macri es investigado por la escucha telefónica que tuvo como víctima a su cuñado, Néstor Leonardo, y a Burstein, familiar de víctimas del atentado a la AMIA, aunque el juez no lo envió a juicio oral y público a diferencia de lo que sí hizo con otros 11 acusados, al considerar que no había pruebas en su contra.

En cambio, sí van a juicio el exjefe de la Policía Metropolitana, Jorge "Fino" Palacios; el espía y exempleado del Ministerio de Educación, Ciro James; el exministro de Educación porteño, Mariano Narodowski; policías federales y funcionarios judiciales de Misiones, provincia donde se originaba la maniobra para escuchar los teléfonos.

Dejá tu comentario