En indagatoria, espías apuntaron a tríada Arribas-Majdalani-Ruiz por instrucciones

Política

La mayoría declaró en extenso sobre roles, esquema de órdenes y obediencia debida. A Araque lo frenó su abogado. Nuevos querellantes en Lomas y se puso en marcha operativo "tumbar a Villena".

El resultado de las 20 primeras indagatorias fue positivo para el juzgado federal de Lomas de Zamora. A ritmo frenético, se buscaba confirmar una serie de hechos puntuales que iban a apuntalar la prueba previamente obtenida. Esquema de órdenes e instrucciones (con Gustavo Arribas, Silvia Majdalani y Alan Ruiz a la cabeza), modalidad de “trabajo”, organización de la banda, esquema de destino del material. Se concatenaron en un orden piramidal: primero los más periféricos y luego a su línea de reporte. Por eso, una de las últimas de ayer fue Susana Martinengo, la exsecretaria con despacho en Casa Rosada y presunta receptora de los informes de espionaje político que “caminaban” los agentes de campo. Al cierre de esta edición, la mujer apuntaba a hacer una escueta declaración asesorada por su abogado y sin estridencias (por ahora). La estructura “cascada” y las instrucciones compartimentadas animaron a los espías a declarar contra sus jefes y exculparse respecto a las verdaderas intenciones que tenían las cúpulas. Arribas, Majdalani y Ruiz quedaron comprometidos como los ideólogos de las distintas misiones que encargaban a la banda.

Debe lidiar con la estrategia “despegue” del PRO que busca ganar tiempo y correr al juez Federico Villena. Ese pasó a ser el objetivo primordial que activó el entorno del expresidente Mauricio Macri: para sacarse de encima al juez no solo se planteó la nulidad del allanamiento a Dario Nieto, sino otro ensayo a través de la defensa del espía Leandro Araque, que también pidió la nulidad de su celular como prueba válida. De allí salió la mayor parte del material de espionaje. Ámbito había adelantado una estrategia donde espías y el primer anillo de confianza de Macri exhibían cierta sincronía. Empezará a embarrarse el plano judicial.

Con Araque ocurrió una situación tragicómica. Empezó a declarar de manera fluida aportando datos, fechas, nombres. Su abogado comenzó a inquietarse con la locuacidad de su cliente. Atinó a tocarlo con la pierna, primero de manera sutil y luego con más ímpetu. Araque seguía hablando, su defensor aceleraba la frecuencia de sus correctivos hasta que llamó la atención de los funcionarios judiciales que le indicaron que no podía comportarse así. Lo hicieron constar en el acta de indagatoria. El abogado pidió 5 minutos a solas con su cliente. Cuando volvió, Araque dijo que no iba a continuar declarando.

Hoy será el turno de Alan Ruiz, cuya indagatoria se adelantó y que coincidirá con los que se entregaron durante esta jornada. Solo el amigo de Gustavo Arribas, Martín Terra es oficialmente el único prófugo de la causa. Las indagatorias eran simultáneas en varios despachos con Villena trajinando pasillos entre una y otra. En resumen, los espías declararon obediencia debida, desconocimiento respecto de que eran tareas ilegales, subordinación a Ruiz y a Diego Dalmau Pereyra y en varios casos se negaron a contestar preguntas. Ámbito pudo saber que a cada uno se le reseñaban 60 carillas de pruebas acumuladas en la causa.

En simultáneo, el PRO sumó más querellantes. María Eugenia Vidal se convirtió en querellante y adhirió al pelotón de Horacio Rodríguez Larreta, Diego Santilli, Emilio Monzó, Nicolás Massot, y Waldo Wolff. A esta altura, son más los querellantes amarillos que los kirchneristas puros. ¿Podrían abroquelarse a futuro si la investigación entra en zona de riesgo M? También se sumó “Coco” Garfagnini de la Tupac, Daniel Menéndez de Barrios de Pie y Ramón Muerza, del sindicato de Comercio enfrentado con Armando Cavalieri. Santilli lo apoyó en aquella contienda. Un movimiento significativo ocurrió con el radical exAFI Jsoé Luis Vila a quien le enviaron el mensaje intimidatorio con medio kilo de trotyl en un domicilio donde había vivido. Pidió a Villena ser querellante en su causa. Un desaire feroz a Comodoro Py que se agarraba de la antigüedad de su denuncia para tironear la causa de espionaje hacia Retiro.

La sorpresa de la jornada la arrojó el showman televisivo Luis Majul que presentó un escrito en el juzgado quejándose de que el abogado de los Moyano, Daniel Llermanos lo imputaba en la causa de espionaje como destinatario del material que producían los espías. Una manera de testear si está o no en la causa. Pero uno de los legajos exhibidos respecto a una pegatina y a una averiguación respecto de registro automotor que le solicitaron a Mercedes Funes Silva tenía por destino final el programa de Majul, según su abogado José Vera. Por las dudas, el filo macrismo empezó a lanzar una campaña sobre una eventual detención a periodistas en Lomas. Nunca existió tal cosa pero colabora en el operativo esmeril sobre Villena. Sí existe “pirincho”, un morrudo practicante de kickboxing que fungía de freelance para América TV. Es el informante de uno de los seguimientos a Cristina de Kirchner.

La declaración de Funes Silva ante la Comisión Bicameral de Inteligencia fue incorporada y ampliada. Esta es una constante en los espías al reiterar los mismos dichos expresados ante los legisladores de manera anticipada. En tanto, Guillermo Matta como estuvo en contacto con personas Covid-19, se tomó el recaudo de tomarle indagatoria por videoconferencia. Dominique Lasaigues y Javier Bustos serán indagados hoy, lo mismo que Ruiz. Se dispondrán algunas prisiones domiciliarias, con monitoreo electrónico. Antes de Martinengo, Jorge “Turco” Sáez la antecedió. Junto a Facundo Melo y Araque constituyeron la tríada que funcionaban como una suerte de coroneles dentro del grupo y mantuvieron las reuniones en Casa Rosada que el gobierno de Cambiemos apunta a desconocer.

El cúmulo de declaraciones ratificó la jerarquía dentro de la central de espías, una suerte de obediencia debida dentro de la AFI y la partición de encargos en fragmentos inocuos que al ser unificados representaban una operación compleja de inteligencia clandestina.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario