Cartes, el amigo de Macri investigado por la DEA

Política

Expresidente Mauricio Macri viajó a Paraguay en un jet privado dispuesto por el exjefe de Estado. Lo señalan por lavado de dólares y venta de narcóticos. Brasil lo cita a declarar por el Lava Jato.

Horacio Cartes, el íntimo amigo del expresidente Mauricio Macri que lo invitó a Paraguay para reunirse el martes pasado, fue investigado por la Administración de Cumplimiento de Leyes sobre las Drogas (DEA) por lavado de dólares y venta de narcóticos, de acuerdo a un cable diplomático del 5 de enero de 2010 que filtrado por WikiLeaks.

Pese a las restricciones para el ingreso de extranjeros existentes en el país limítrofe y la cuarentena que se lleva adelante en Argentina por la pandemia de coronavirus Covid-19, Macri voló en un jet privado hacia ese país para mantener un encuentro con Cartes, quien entre el 15 de agosto de 2013 y el 15 de agosto de 2018, y como representante del Partido Colorado, fue el 50° presidente paraguayo.

Tras el cónclave, el fundador del Movimiento Honor Colorados, aseguró que la charla fue "amena" y se basó "sobre temas relacionados a la actualidad regional".

Lejos de contradecirlo, el exmandatario argentino contó para un canal local que el objetivo fue "repasar una agenda hacia el futuro, cómo hay que salir de este momento de preocupación que ha significado la pandemia y ratificar que Paraguay está bien parado para lo que viene".

Pocos días antes del viaje relámpago de Macri, Cartes recibió una citación por parte del juez Marcelo Da Costa Bretas, del Juzgado de la séptima vara (dependencia) judicial criminal de Río de Janeiro, en el marco de la investigación por el Lava Jato, la mayor operación contra la corrupción en la historia del Brasil y de Latinoamérica.

El magistrado lo llamó a declarar junto a ocho personas, entre ellos varios amigos suyos, por presunto lavado de dinero y organización criminal (más otros delitos) y que tienen todos vinculación con Darío Masser, un hombre señalado como el cerebro de toda la operación y, a la vez, el “hermano del alma”, según las propias palabras de Cartes.

Pero este caso no es el único que lo rodea y lo relaciona con el mundo criminal, puesto que, de acuerdo a lo detallado por el periodista Sebastián Lacunza en su Twitter, agentes de la DEA trabajaron en cooperación con otros de Buenos Aires y se infiltraron en el círculo íntimo del antiguo exjefe de Estado.

El organismo estadounidense llevó adelante esta operación motivado por sospechas de lavado activos en dólares por medio de métodos ilegales, "incluida la venta de narcóticos desde la Triple Frontera a Estados Unidos", precisó un cable con fecha 5 de enero de 2010 que filtrado por WikiLeaks.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario