Lula y Cardoso respaldaron a Alberto Fernández contra reducción de aranceles que impulsa Bolsonaro

Política

"No es el momento de reducciones arancelarias unilaterales por parte del Mercosur", sostuvieron los exmandatarios, quienes recientemente retomaron un diálogo interrumpido por décadas de enfrentamiento electoral.

Los expresidentes brasileños Lula Da Silva y Fernando Henrique Cardoso firmaron una nota conjunta de apoyo a Alberto Fernández, para respaldarlo en su oposición a las reducciones arancelarias unilaterales en el ámbito del Mercosur que impulso el gobierno de Jair Bolsonaro.

“Coincidimos con la posición del presidente de Argentina, Alberto Fernández, de que este no es el momento de reducciones arancelarias unilaterales por parte del Mercosur, sin ningún beneficio a favor de las exportaciones del bloque”, sostuvieron los exmandatarios.

Y señalaron en el escrito que “también coincidimos en que es necesario mantener la integridad de del bloque, para que todos sus miembros desarrollen plenamente sus capacidades industriales y tecnológicas y participen de manera dinámica y creativa en la economía mundial contemporánea”.

La firma del texto marca otro punto de convergencia entre Cardoso y Lula, quienes recientemente retomaron un diálogo interrumpido por décadas de enfrentamiento electoral. Desde 1994, han disputado elecciones en campos opuestos, ya sea como candidatos o apoyando los nombres de sus respectivos partidos.

El mes pasado, ambos se reunieron en la casa del ex ministro del STF (Tribunal Supremo Federal), Nelson Jobim, y posaron para una foto estrechando sus manos.

Disidencias

El proyecto del ministro de Economía de Jair Bolsonaro, Paulo Guedes, para rebajar 20% el Arancel Externo Común (AEC) del Mercosur podría habilitar un ingreso indiscriminado de importaciones asiáticas, lo que genera preocupación entre los empresarios.

Desde hace tiempo, Brasil -y también Uruguay- vienen proponiendo dotar de una mayor flexibilidad al bloque y habilitar negociaciones directas.

Del lado argentino, el gobierno de Alberto Fernández pretende mantener la cobertura de algunos sectores sensibles, y encarar un recorte arancelario menor, y sectorizado.

Según pudo saber Ámbito, es un tema que el Presidente viene encarando con los ministros Martín Guzmán y Matías Kulfas, y con el embajador en Brasil, Daniel Scioli.

La Argentina aceptaría bajar el arancel, pero en menor medida, a partir del primero de enero de 2022, y además plantea la puesta en marcha de una canasta que reduce de 2% a 0% el derecho sobre 1.893 posiciones, insumos industriales no fabricados en el país.

Dejá tu comentario