El Gobierno argentino expresó su "consternación" por el fuerte temporal en Alemania y Bélgica

Política

Las inundaciones provocadas por las fuertes lluvias registradas durante los últimos días en el oeste de Alemania y el sur de Bélgica dejaron hasta el momento 129 muertos y miles de desaparecidos.

El Gobierno argentino expresó hoy su "consternación" por el fuerte temporal que azotó regiones de Alemania y Bélgica, y manifestó su "solidaridad" a los familiares de las víctimas de la catástrofe, que dejó al menos 129 muertos en esos países.

"El Gobierno argentino expresa su consternación ante la trágica situación provocada por las graves inundaciones ocurridas en las regiones oeste de Alemania y del sur de Bélgica, que han causado hasta el momento más de un centenar de víctimas fatales y miles de desaparecidos, y que han afectado los territorios de Suiza, Luxemburgo y Países Bajos", señala un comunicado de la Cancillería argentina.

El documento del Palacio San Martín emitido esta tarde, transmite además las "sentidas condolencias" de la administración de Alberto Fernández a los "gobiernos y a los pueblos de la República Federal de Alemania y del Reino de Bélgica, a la vez que manifiesta su solidaridad con los familiares de las víctimas y desea una pronta recuperación de los heridos y perjudicados por esta catástrofe".

Además, recuerda el llamado a un "compromiso genuino que debemos asumir las naciones del mundo en atención a los efectos adversos del cambio climático que experimenta nuestro planeta".

Las inundaciones provocadas por las fuertes lluvias registradas durante los últimos días en el oeste de Alemania y el sur de Bélgica dejaron hasta el momento 129 muertos y miles de desaparecidos.

La Policía de Alemania informó hoy que al menos 103 personas murieron en los estados de Renania del Norte-Westfalia y Renania-Palatinado.

"El temor es que haya más", sostuvo un portavoz de la Policía al diario Die Welt. Los datos indican que por el momento una veintena de personas habrían muerto en la ciudad de Colonia, si bien otras 15 lo habrían hecho en Euskirchen.

Más de 30 se estima que fallecieron en el distrito de Ahrweiler, el más afectado; y las autoridades de Ahrweiler confirmaron que 1.300 personas continúan con paradero desconocido, si bien esperan que muchas de ellas estuvieran de vacaciones.

Además de las víctimas y desaparecidos, las inundaciones provocaron graves destrozos en vías y puentes, así como problemas en la red de telefonía móvil, lo que dejó a la población de la zona incomunicada.

El temporal también está afectando a Bélgica, donde fallecieron al menos 23 personas y cuatro desaparecieron, según informaciones del diario Le Soir.

En la región de Valonia, en el sur del país, unos 41.000 hogares quedaron sin suministro eléctrico, por lo que las autoridades anunciaron la liberación de fondos de emergencia para ayudar a las poblaciones afectadas.

Dejá tu comentario