Daer pide suspender artículos de la ley de trabajo para evitar despidos masivos

Política

Los empresarios apelan a la "fuerza mayor" por el coronavirus para analizar despidos. La CGT quiere eludir situaciones críticas suspendiendo temporalmente dos artículos clave.

Al mismo tiempo que el presidente Alberto Fernández anunció la extensión por 15 días de la cuarentena obligatoria, el líder de la CGT, Héctor Daer, reclamó públicamente la suspensión de dos artículos de la Ley de Contrato de Trabajo para evitar suspensiones y despidos masivos en el sector privado.

"Es urgente suspender los artículos 221 y 247 de la Ley de Contrato de Trabajo mientras dure la cuarentena para proteger el empleo", escribió a las 22.16 en Twitter el cosecretario general de la central obrera. Fernández terminó de hablar este domingo a las 22.25.

El artículo 221 habilita suspensiones por motivos de fuerza mayor. "Las suspensiones por fuerza mayor debidamente comprobadas podrán extenderse hasta un plazo máximo 75 días en el término de un año, contado desde la primera suspensión cualquiera sea el motivo de ésta. En este supuesto, así como en la suspensión por falta o disminución del trabajo, deberá comenzarse por el personal menos antiguo dentro de cada especialidad".

En el derecho del trabajo se utiliza Fuerza Mayor (Vis Maior) para atenuar la responsabilidad patronal. Para la configuración de esta figura deben cumplirse tres requisitos: imprevisibilidad, inevitabilidad e irresistibilidad del hecho por quien lo aduce.

El artículo 247, incluido en el Capítulo V de la norma 20.744, reduce 50% los montos de la indemnización tras la extinción del contrato de trabajo por fuerza mayor.

"En los casos en que el despido fuese dispuesto por causa de fuerza mayor o por falta o disminución de trabajo no imputable al empleador fehacientemente justificada, el trabajador tendrá derecho a percibir una indemnización equivalente a la mitad de la prevista en el artículo 245 de esta ley. En tales casos el despido deberá comenzar por el personal menos antiguo dentro de cada especialidad. Respecto del personal ingresado en un mismo semestre, deberá comenzarse por el que tuviere menos cargas de familia, aunque con ello se alterara el orden de antigüedad", señala la ley.

Héctor Daer on Twitter

El artículo 245 establece que un trabajador despedido sin justa causa, habiendo o no mediado preaviso, recibirá una indemnización equivalente a un mes de sueldo por cada año de servicio o fracción mayor de tres meses, tomando como base la mejor remuneración mensual, normal y habitual devengada durante el último año o durante el tiempo de prestación de servicios si éste fuera menor.

El abogado laboralista Juan Pablo Chiesa alertó esta semana en Ámbito que la irrupción del coronavirus en nuestro país y la disrupción que su llegada ha causado en la economía, constituyen circunstancias lo suficientemente extraordinarias como para justificar la aplicación de esta figura por parte del empleador. Techint avanzó por este camino, al amenazar con 1.450 desvinculaciones de trabajadores vinculados a obras de construcción.

El gremio de la Uocra, de Gerardo Martínez, temen que la decidión del holding de Paolo Rocca sea una simple avanzada y advirtió que serían más de 100.000 los trabajadores afectados por "fuerza mayor". Este lunes representantes de Techint y la Uocra se verán las caras en una audiencia en el Ministerio de Trabajo.

Chiesa recordó el viernes 13 de diciembre de 2019 se publicó DNU 34/2019, que declaró la emergencia pública en materia ocupacional por el término de ciento ochenta (180) días contados a partir de su entrada en vigencia. En caso de despido sin justa causa, el trabajador cuyo contrato ha sido abruptamente terminado, tendrá derecho a percibir el doble de la indemnización que le corresponda.

"Sin embargo, consideramos que como están dadas las circunstancias, no resultaría aplicable el instituto de la doble indemnización en el supuesto comprendido en el artículo 247, debido a que la fuerza mayor no constituye un hecho directamente extintivo sino la causa en la que se justifica el eventual despido, más aun enmarcándonos en un contexto de emergencia sanitaria a nivel mundial", afirmó el letrado.

En este marco, Daer hizo público un pedido ya planteado bajo reserva. "No podemos permitir despidos ni suspensiones por causas de fuerza mayor. Cuidemos a nuestros trabajadores", soltó.

El Presidente fue tajante en su último discurso: "Voy a ser duro con los que despiden gente".

"No podemos en semejante crisis desamparar a alguien dejándolo sin trabajo. De lo que se trata para muchos de esos empresarios es de ganar menos, no de perder. Bueno, muchachos: les toco la hora de ganar menos", agregó.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario