Positivo encuentro en Uruguay

Política

Sorpresivo encuentro de Alberto Fernández con su par de Uruguay, Luis Lacalle Pou, en el Palacio Anchorena de la banda oriental donde el dueño de casa ofició, incluso, de asador y sirvió a su invitado.

Mientras corría el rumor de que el buque gasífero que iba a sacar producto de Vaca Muerta dejaba el puerto argentino para irse a Uruguay donde “las amarras son más baratas”, en todas las mesas se comentó con sorpresa y bastante distensión, sobre el sorpresivo encuentro de Alberto Fernández con su par de Uruguay, Luis Lacalle Pou, en el Palacio Anchorena de la banda oriental donde el dueño de casa ofició, incluso, de asador y sirvió a su invitado.

La señal fue muy bien tomada en ambas riberas del Río de la Plata, y se la consideró un logro del canciller uruguayo, Francisco Bustillo, quien fuera embajador de su país en Buenos Aires hasta 2010. La nota de color la puso en propio Lacalle Pou, con alpargatas y bombachas de campo vs. su atildado y trajeado invitado.

Por supuesto que los presidentes tuvieron algunos “apartes”, pero se descuenta que la cantidad de “residencias” que están pidiendo argentinos en Montevideo, el intercambio turístico, y la cuestión de los depósitos de locales en la banca oriental estuvieron entre los asuntos abordados, especialmente porque Uruguay, más alineado al nivel internacional, cuenta con distintas ventajas, como tasas de interés mucho más bajas, y que en algunos países desarrollados ya están directamente en el 0%, favoreciendo cualquier proyecto de desarrollo.

Dejá tu comentario