Tierra del Fuego: negocian acortar la transición

Portada Principal

Tierra del Fuego - Agobiado por el ostensible deterioro de las arcas fueguinas, el mandatario Hugo Cóccaro negociará hoy con el gobierno de Néstor Kirchner, en Buenos Aires, una asistencia financiera federal que le asegure su permanencia en el poder hasta el próximo 10 de enero, bajo la amenaza de pegar un portazo anticipado, en el marco de intensos rumores sobre una entrega adelantada del poder a la flamante gobernadora electa del ARI, Fabiana Ríos.

Un llamado desde la Casa Rosada aceleró el desembarco de Cóccaro, quien lideró la fórmula del Frente para la Victoria, que fue derrotada por Ríos en el ballottage del pasado 24 de junio. Tras el estrepitoso traspié en la isla, ahora al Presidente le preocupa arrastrar votos para los comicios presidenciales de octubre, que incluirán la elección de legisladores nacionales.

El mandatario se reunirá con el ministro de Planificación Federal, Julio De Vido. Sin embargo, no se descartaba ayer un cara a cara con el propio presidente, quien hace poco menos de una semana recibió en el mismo lugar a la legisladora nacional del ARI.

  • Auxilio

    La intención del gobernador es arrancarle a Nación un millonario auxilio financiero -en rigor, fondos adeudados por $ 77 millones que le permita esquivar un incendio en la provincia. En plena campaña electoral, Kirchner le negó una asistencia de $ 50 millones, con el sugestivo argumento de no mezclar recursos federales con los comicios.

    Frente a ese desplante, y pocas horas después de su derrota en las urnas, Cóccaro le anunció a su gabinete que evaluaba ceder el poder a Ríos el próximo 9 de julio, para lo cual es necesario una ley provincial. Incluso sondeó a la propia mandataria electa, que sin embargo esquivó el convite, preocupada por asegurar una transición ordenada que le permita organizarse para asumir en enero.

    En los últimos días, las versiones sobre una salida anticipada de Cóccaro volvieron a arreciar, e incluso se habló de la posibilidad de una inminente dimisión, por la cual asumiría el gobierno la actual vicepresidenta primera de la Legislatura, la peronista Angélica Guzmán, cuñada además del ex mandatario del PJ, Carlos Manfredotti. En ese caso, Guzmán deberá pilotear la delicada situación que atraviesa la provincia.

    En este tenso marco, Ríos y Cóccaro mantuvieron ayer un encuentro clave en Ushuaia, que se inició pasadas las 17.30 y del que participaron además el vicegobernador electo, Carlos Bassanetti; y parte del gabinete provincial, entre ellos el jefe de Gabinete, Enrique Vallejos, y el ministro de Economía, Julio Del Val (quien ya adelantó su inminente renuncia). También fue de la partida de Rubén Lo Vuolo, el referente económico a nivel nacional del ARI.

    Las arcas fueguinas muestran un importante deterioro, que se agudizó con los últimos aumentos salariales que se vio forzado a dar Cóccaro en plena campaña electoral, ante la andanada de medidas de fuerza que incluyó paros de estatales y docentes y hasta un autoacuartelamiento policial.

    La postal incluye, por caso, demoras en el envío de fondos a la Legislatura y complicaciones en el normal funcionamiento de la cartera de Obras Públicas, donde los anticipos de fondos desaparecieron hace 50 días y habría centenares de expedientes parados, aunque las fuentes oficiales aseguran que por el momento no peligra el pago de sueldos.

    Por la mañana, Ríos mantuvo un encuentro con el reelecto intendente de Río Grande, el radical Jorge Martín, a quien le garantizó el respeto de las autonomías municipales. En declaraciones a la prensa, posteriores a la reunión, Ríos habría asegurado que la entrega anticipada del mandato no está descartada.
  • Dejá tu comentario