Video: médico neurocirujano explicó cómo se tratan los hematomas subdurales

Salud

Los hematomas subdurales son colecciones de sangre que se encuentran en el espacio subdural. En general tienen un origen traumático. El tratamiento es netamente quirúrgico.

Hoy en día mucha gente se está preguntando que son los hematomas subdurales crónicos y cómo se tratan. Para entender de qué se trata, primero debemos saber qué es el espacio subdural y las meninges.

Las meninges son las membranas que cubren al cerebro; son tres y se encuentran entre el cerebro y el hueso del cráneo.

El espacio subdural es el que se encuentra entre dos de ellas: la duramadre por fuera y la aracnoides por dentro.

Los hematomas subdurales son colecciones de sangre que se encuentran en el espacio subdural.

Médico Neurocirujano explica operación a Maradona.mp4

En general tienen un origen traumático, aumentando su riesgo en los pacientes anticoagulados o que toman aspirina o aspirineta. En la mayoría de los casos el sangrado es venoso, no arterial. Primero se forma un hematoma subdural agudo, conformado por un coágulo de sangre fresca. Luego, con el paso de los días, la sangre se va licuando y haciendo más líquida, transformándose en lo que llamamos un hematoma subdural subagudo.

Luego, el hematoma va formando membranas en sus paredes que tienden a generar nuevos sangrados y se va acumulando cada vez más líquido en el espacio subdural debido a tener un contenido hiperosmotico (es decir, que capta agua). Finalmente, se forma un hematoma subdural crónico, que tiene un contenido líquido con una apariencia semejante al aceite de auto, por lo que lo llamamos “motor oil”.

Los hematomas subdurales comprimen el cerebro, generando disfunción de las áreas apretadas (por ejemplo áreas que controlan la movilidad o el lenguaje) y aumentando la presión dentro del cráneo, conduciendo a lo que se conoce como hipertensión endocraneana. Esto en última instancia puede llegar a comprometer la vida del paciente que lo sufre. Un hematoma subdural crónico también puede producir síntomas psiquiátricos, siendo una de las causas de demencia tratables quirúrgicamente.

¿Cómo es la cirugía de hematomas subdurales?

El tratamiento de los hematomas subdurales es netamente quirúrgico, excepto que sean muy chicos en su espesor. La cirugía depende de la antigüedad del hematoma: uno agudo requiere que abramos una ventana de hueso en el cráneo para drenarlo (ya que se trata de un coágulo sólido de sangre fresca), mientras que uno crónico se evacua generalmente mediante dos pequeños agujeros en el cráneo (realizamos dos pequeñas incisiones en el cuero cabelludo). Ahí dejamos un drenaje en cada agujero que permanecen en el espacio subdural al menos por 24 horas.

En ese tiempo, con mi equipo mantenemos al paciente con la cabecera de la cama completamente recta para ayudar a que el cerebro vuelva a expandirse.

(*) Médico Neurocirujano (M.N.: 130405). Especialista en Cirugía de Columna y Tratamiento del Dolor. Instagram: @consultoriodedolor

Dejá tu comentario