Malcolm Morrison: "Argentina puede ser vanguardia en la industria en cinco años"

Secciones Especiales

Malcolm Morrison es Head de ciencias de extracción y desarrollo de productos de Purus Holdings (Purus es una compañía de biotecnología con sede en EE.UU. centrada en las terapias emergentes actuales basadas en el cannabis). Tiene más de 29 años de experiencia en todos los aspectos de los sistemas legales de cannabis, viñedos y agricultura comercial. Es un experto en materia de rayos solares muy solicitado en diseño de nutrientes, suministro y fabricación de bioestimulantes, extracciones bacterianas y fúngicas y diseño de hardware.

Malcolm ha liderado algunos de los productos más conocidos en la industria hidropónica y de extracción, diseñando para las firmas General Hydroponics, Sunlight Supply, Eden labs, Green Air Design, Atlas Extraction y American Agritech. Como orador destacado en conferencias y simposios agrícolas, médicos, naturopáticos y educativos, tiene más de 25 años de experiencia en educación y consultoría en instalaciones de cultivo de cannabis medicinal. Esto incluye la selección y desarrollo de cepas para numerosas instalaciones de cultivo y extracción. Con un título en Microbiología con estudios avanzados en ingeniería mecánica y biomédica, Morrison es un experto científico en separaciones que posee una importante IP en ambas técnicas de separación de membrana en fase que rodean la biodisponibilidad humana, y constituye un diseño de equipo de extracción específico. Malcolm posee un cultivo legalmente compatible en Salida Colorado y ha liderado con éxito el proceso de solicitud de licencia y es el propietario registrado de múltiples programas estatales de cannabis medicinal altamente competitivos. Reunió 6 solicitudes de licencia ganadoras en los estados de IL, NV, CT, MA, NY y MD. Mientras ejecuta con éxito aplicaciones e instalaciones conformes en estados vírgenes, Malcolm también cuenta con SOP activos bien reconocidos en los mercados más competitivos de CA, WA, CO y OR. Combinando su experiencia científica y agrícola con metodologías comprobadas de operación del cannabis, su valor para el equipo de NewCO es insuperable.

Periodista: ¿Qué visión tiene sobre la situación de la industria en la Argentina?

Malcolm Morrison: Con tanto enfoque en la salud humana en torno de la terapia basada en el cannabis, creo que la Argentina tiene una gran oportunidad en el mercado emergente de cannabis de hoy. Todos los mamíferos del planeta tienen un sistema interno llamado sistema endocannabinoide. Este sistema a través de una red de receptores biológicos internamente ayuda a controlar una miríada de reguladores que rodean el sistema inmune humano. De la misma manera positiva, la terapia de cannabis ayuda al funcionamiento de este sistema en humanos, lo mismo sigue siendo consistente para la salud bovina y equina, ya que todos somos mamíferos.

P: ¿En qué aspectos ve que el país puede tener ventajas?

M.M.: Tengo la sensación de que la Argentina ocupa una posición única en la industria del cannabis en desarrollo de hoy en día para liderar los beneficios y terapias para la salud de los animales pequeños y grandes en torno de la medicina basada en el cannabis. Con la Argentina cómodamente entre los 10 principales productores de carne de res en todo el mundo, la necesidad de enfoques holísticos responsables que dependan de menos antibióticos y se centre en cultivar el sistema inmune solo crece diariamente en las necesidades. Las terapias basadas en el cannabis fomentan un sistema inmune robusto en la salud de los mamíferos, disminuyendo la necesidad de terapias sintéticas que, en esencia, “llenan la bomba” de la biología positiva con la negativa. Con una capitalización de mercado global de u$s8.600 millones en la actualidad, la salud animal, como la salud humana, está en constante evolución buscando el enfoque más responsable para manejar los problemas más comunes de la actualidad. Las terapias basadas en el cannabis son la nueva frontera por su capacidad de alentar sistemas inmunes saludables al tiempo que benefician la sostenibilidad general en el mercado actual.

En mi opinión, la Argentina tiene una clave única para facilitar esta investigación y convertirse en un líder mundial.

P: ¿Y qué perspectivas ve para la región latinoamericana?

M.M.: Con la aceptación a nivel federal en los Estados Unidos aún persistente en un litigio de Estado a Estado, la oportunidad de América Latina en los próximos 5 años para ejecutar estudios eficaces en torno de la salud animal y los beneficios de las terapias basadas en cannabis son ilimitadas. El territorio y el clima, únicos en América Latina, lo convierten en una opción natural para una selección genética sólida y responsable que se traduce en biomasa rica en compuestos terapéuticos deseados para la prueba. La combinación de las capacidades genéticas de América Latina con la fabricación de GMP de clase mundial impulsaría a la Argentina a la vanguardia de esta industria emergente en los próximos 5 años. Forjar relaciones con la investigación y los académicos con sede en EE.UU. En esencia posicionaría a América Latina como la “cesta de pan” de la comunidad farmacéutica del cannabis. Con una historia rica en privación de derechos, América Latina tiene un papel único en el próximo siglo del desarrollo de drogas.

P: ¿Qué necesita hacer América Latina para desarrollar esa ventaja?

M.M.: La existencia actual de cannabis en América Latina está siendo tocada en la superficie. Trabajando en estrecha colaboración con algunas de las primeras licencias otorgadas en América Latina en Colombia, podemos administrar un enfoque responsable y conforme, evitando algunos de los escollos experimentados en otros mercados. Los estigmatismos desafortunados sobre el cannabis y los riesgos asociados aún nublan los beneficios innegables y los datos reales de la terapia basada en el cannabis. Se han identificado enfermedades autoinmunes, inflamatorias crónicas, estrés y depresión relacionadas para responder positivamente a la terapia basada en cannabis. Con esta comprensión e investigación responsable, América Latina está preparada para la próxima historia que se contará sobre la salud y bien estar tanto humana como a animal.

P: ¿Cómo opera en ese ecosistema la terapia a base de cannabis?

M.M.: Todos los organismos vivos en el planeta confían y sobreviven en una existencia bacteriana. Por cada célula humana o animal en un organismo vivo funcional hay miles de células bacterianas por cada humano. En esencia, nos convierte en un ecosistema débilmente unidos de tejido humano o animal. El uso de medicamentos y terapias mecánicas a menudo va en detrimento de las células inmunes sanas, básicamente, “bombardeando la alfombra” a todo el sistema inmune. Al trabajar con terapias a base de cannabis podemos cultivar un sistema inmunológico biológico saludable y al mismo tiempo reforzar la salud general del animal al alentar a todo el sistema inmunológico a no debilitarlo solo con la esperanza de que vuelva a ser más fuerte.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario