Brasil, camino a todo el mundo

Secciones Especiales

Escribe Marlise Jozami

Nueve galerías brasileñas participan este año de arteBA, demostrando la vocación inequívoca del país vecino para internacionalizar sus talentos.
Thomas Cohn de San Pablo, galería brasileña veterana en la feria de Buenos Aires, pretende llamar la atención con una gigantesca obra de Oscar Oiwa, que a los 42 años realiza una muestra retrospectiva en el Museo de Arte Contemporáneo de Tokio. El brasileño-coreano Sang Wong Sung montará una escultura en el mismo stand, al lado de las obras de los argentinos Carlos Gorriarena, Manuel Esnoz y Guillermo Conte.
También estará presente una vez más en arteBA Baró Cruz, galería que hace tiempo incluyó a los argentinos Sebastián Gordín, Nicola Costantino, Martín Di Girolamo y Roberto Jacoby en su staff.
Este año, en el Open Space de la feria, el brasileño Fabiano Gonder invita al argentino Matías Duville para sumarse a su «museo virtual».
Con sólo cuatro años en el mercado de San Pablo, Galeria Leme apuesta a nuevos experimentos artísticos. Los visitantes encontrarán en su stand obras de los brasileños Felipe Cama (una instalación gigante, similar a la obra recién adquirida por un importante museo brasileño), dibujos de Fernanda Chieco, creaciones de los peruanos Sandra Gamarra, Gabriel Acevedo y José Carlos Martinat, artista que acaba de ingresar a la colección de la Tate Modern de Londres.
Siguiendo la tendencia de internacionalización de las galerías brasileñas, algunas participan por primera vez de arteBA, y es el caso de Bolsa de Arte de Porto Alegre, de la mano de Marga Pasquali, su directora, aficionada a cruzar fronteras.
Este año estuvo presente en las ferias de arte contemporánea de Madrid y Dubai, y además, se prepara para asistir a Pinta, en Nueva York. «Estoy muy ansiosa por ver los resultados de arteBA», dijo Marga camino a Rio de Janeiro, donde inauguró en el Museo Paço Imperial la muestra de Carlos Vergara, cuya obra traerá a Buenos Aires. Otros atractivos que incluirá en su stand son: Nelson Leirner, Mario Cravo Neto, Saint Clair Cemin, José Bechara, Cristina Canale y Alex Flemmig.
Además, exhibirá fotografías de la española Begoña Egurbide, que utiliza un sistema lenticular digital, cuyo efecto induce al espectador a completar el relato de la obra.

DEBUTANTE
A pesar de que éste es su primer año en arteBA, la galería paulista Valu Oria tiene vasta experiencia en los recorridos de ferias internacionales. Ha estado en Arco, Balatina, Art Basel, la FIAC de París, entre otras. Para arteBa, apostará fuerte a la fotografía con los artistas Annarrê Smith, Tadeu Jungle y Josely Carvalho, cuya obra fue incluida en la colección del MoMA de Nueva York.
Oriundo del estado de Minas Gerais, Leo Bahia dedicó grandes esfuerzos a garantizar la presencia de sus artistas en ferias de todo el mundo y ahora quiere incluir a Buenos Aires en su currículum, tras pasar por Scope de Miami y Arco de Madrid.
Desde Minas Gerais vuelve una vez más a arteBA la galería Murilo Castro y, según expresa su director, «con la esperanza de lograr asociarse este año con artistas argentinos, para llevarlos a Belo Horizonte y a la vez traer artistas brasileños a Buenos Aires».
Presentará obras de Abraham Palatnik, representante del arte cinético en Brasil, y de Marcos Coelho Benjamin, artista que ha sido invitado a seis bienales internacionales.
Desde Rio de Janeiro, ciudad con un mercado aún básico, pero con gran potencial, es de donde vienen dos galerías que eligieron a arteBa como primer paso en su periplo hacia el extranjero: Arte em Dobro y Almacén. Las jóvenes galeristas de Arte em Dobro, Luciana Caravello y Cristina Magalhães, seleccionaron representantes de la nueva generación como Marcelo Sola, Felipe Barbosa, Walton Hoffman, Renata Barros, Rodrigo Godá y Patricia Salamonde, artista cuyos años de residencia en Buenos Aires se reflejan fielmente en su obra.
A su vez, la experimentada Galería Almacén traerá a Camile Kachani, Henrique Oliveira, Susi Sielski Cantarino y Walter Goldfarb, artista carioca con una retrospectiva actualmente exhibida en The Museum of Latin American Art de California.
Finalmente, cabe destacar que la presencia de Brasil en arteBA se debe en gran medida a una política de Estado gestionada por la embajada brasileña en Buenos Aires. Si bien la diferencia de los valores del arte en ambos mercados puede llegar a ser un impedimento para ciertas ventas, la feria continúa siendo una excelente oportunidad para aumentar la visibilidad de los artistas y para interrelacionar la producción del país vecino con el entorno global.

Dejá tu comentario