Charlas de quincho

Secciones Especiales

Ni el espléndido Cascanueces en versión de Rudolf Nureyev de 2018, de anoche en el Colón, alcanzó para aquietar un poco los ánimos empresariales tras una semana sin respiro. Veamos.

Ya en las postrimerías del mes 8 del año, y a la espera de que la cuarentena (o lo que queda de ella) no sufra una nueva prórroga tras los 165 días de restricciones que se habrán cumplido para fin de mes, los quinchos fueron perdiendo la impronta sanitaria (a pesar del aumento de casos), para comenzar a incrementar la incidencia de lo económico, lo que era totalmente previsible. Por supuesto que el sorpresivo congelamiento hasta fin de mes de varias tarifas, el aumento en el precio de los combustibles, y los vaivenes del dólar contribuyeron a recalentar los zoom empresariales, y también algunos búnkeres políticos. Ni el espléndido Cascanueces en versión de Rudolf Nureyev de 2018, de anoche en el Colón, alcanzó para aquietar un poco los ánimos empresariales tras una semana sin respiro. Veamos.

A los conflictos con el vandalismo rural, aún sin respuesta oficial, se le sumó en las últimas semanas un crecimiento casi exponencial de los intrusamientos en tierras urbanas, o semiurbanas, en especial del AMBA (Área Metropolitana), que tienen entre desconcertados e inquietos a varios funcionarios. Por supuesto que el déficit habitacional existe, pero este tipo de movimientos rara vez son espontáneos, ni individuales y de ahí la inquietud. En buena cantidad de los casos responden a presiones políticas de parte de dirigentes sociales (Juan Grabois es uno de los que más declaraciones hace al respecto, aunque no es el único), pero detrás de esto se suelen enmascarar también pingües negocios inmobiliarios, de tierras privadas marginales que luego ya ocupadas, terminan siendo pagadas por el Estado como si fueran buenas, o se constituyen en pérdidas de patrimonio público cuando las tierras son fiscales, como ocurre con el Parque de los Derechos de la Ancianidad (Pereyra Iraola), camino a La Plata, ocupado hace años por cantidades crecientes de personas, no todas argentinas. Lo cierto es que el malestar se suma también al de muchos propietarios que no pueden disponer de sus bienes por la prórroga de la Ley de Alquileres (ahora a 3 años), por lo que en el Congreso ya están preparando algunas herramientas para intentar consolidar el tema constitucional del derecho de propiedad (privada) para intentar que no terminen de espantarse los pocos inversores externos (y hasta internos) que puedan aparecer en esta etapa.

“La soberanía está en deconstrucción en todo el mundo”, señalaba un analista en un zoom entre político y empresario, mientras otro destacaba la situación extrema en algunos países, tal el caso de China que tiene “intervenido” el sistema de WhatsApp, lo que obliga a los diplomáticos a buscar herramientas alternativas, aunque la conectividad con el gigante asiático no es de lo mejor y, obviamente, la comunicaciones tampoco. Más picantes resultaron allí los comentarios políticos, en especial, por la nueva tanda de videos del Ministro de Seguridad bonaerense, Berni (“Super Rambo”, como lo llaman algunos), aparentemente ya recuperado de su covid-19, y de la inesperada aparición pública del ex Vicepresidente y ex Gobernador, Carlos Ruckauf, a quienes algunos le asignan gran “cercanía”. y también con Máximo Kirchner, de ascendente poder en el Congreso. Los rumores le asignan, junto con otros dirigentes, la posibilidad de conformar (entre ellos) una fórmula justicialista más de centro-derecha con miras al ´23. Igual ocurre con el dirigente opositor del radicalismo, Mario Raúl Negri, cada vez más mediático, especialmente por los desencuentros continuos dentro de Cambiemos, y por algunos papelones en el seno del PRO. “Yo corto grueso contra el populismo”, señaló el cordobés en un encuentro con su ex correligionario Ricardo López Murphy. “Viene una etapa de coaliciones. El bipartidismo ya no tiene lugar”, sentenció, tras destacar que una coalición”es una construcción de distintos”.En tono mas gracioso se comentó el eterno problema que tiene la Argentina para definir como recuerda a fechas patrias y próceres (en este caso por su nacimiento o muerte) y los errores que se cometen al declarar días de conmemoración a momentos infaustos o feriados que no deberían serlo. En el caso de las Islas Malvinas esas confusiones históricas llevaron a que se recuerde el desembarco y la derrota en fechas designadas. Todo indica que podría sumarse otro día en el calendario de esos errores de interpretación. La legisladora Victoria Montenegro presentó un proyecto, obviamente, en la Legislatura porteña para “conmemorar” el día 16 de septiembre, “con motivo de cumplirse el sexagésimo quinto aniversario del inicio de la dictadura cívico militar autodenominada Revolución Libertadora”.Se especulaba que algún cambio habrá en el proyecto ya que conmemorar en este caso, tendría lugar si la iniciativa partiera de algún sofisticado gorilismo, pero raramente pueda esperarse de un militante peronistas. El error, si es que ese es el caso, se suma a una lista, como se dijo, incontable de esos furcios históricos argentinos.

Sin duda todas estas cuestiones resultaron bastante más moderadas y en un ambiente amable, que la situación que se está dando en el norte de Santa Fe, donde sigue muy tenso el ambiente en Reconquista y Avellaneda. Es que al margen del conflicto alrededor de Vicentin, cada vez más enrarecido, en la semana se dio la aparente “desobediencia” de la policía provincial, a las órdenes emanadas del Juez, lo que además derivó en, prácticamente el sitio del Parque Industrial, lo que imposibilita el trabajo de varias empresas (además de la algodonera del grupo que está allí), y el ambiente social vuelve a estar muy convulsionado, con denuncias cruzadas y amenazas de nuevos cortes de rutas, sin que aparentemente nadie ponga orden suficiente para evitar más daños. Esto en medio de una seca que se agudiza y amenaza con pérdidas cada día más grandes de la estratégica campaña agrícola en marcha; incendios rurales que se multiplican en varias provincias (también por la sequía), los ecos de las movilizaciones del lunes pasado, las especulaciones sobre eventuales cambios en materia de justicia y, como si fueras poco, los índices de producción que siguen en baja. En tal sentido, según Fiel la industria volvió a retroceder otro 7,9% durante julio, lo cual justifica holgadamente la preocupación -real- de los hombres de negocios, y no se condice demasiado con las presiones de algunos gremios.

También se habló mucho esta semana de la jugada argentina en el BID, sobre la reaparición del Ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo; sobre la intempestiva renuncia de la viceministra de Educación, Adriana Puigross, por desavenencias con su jefe el Ministro Nicolás Trotta, y el “previsible” (como hubiera titulado este diario hace unos años atrás), alejamiento del Secretario de Energía, Sergio Lanziani, y su rápida sustitución por el diputado neuquino, Darío Martínez que, además, pasó de Producción al área de Economía, alentando las esperanzas de varios en el área energética (incluyendo la gente de Vaca Muerta) que especula con las aparentes pretensiones de Martínez de convertirse en el próximo gobernador de su provincia, lo que lo llevaría a destrabar ahora varios temas cruciales en Neuquén. Los que están en esta línea intentan, además, contrarrestar el avance “agroindustrialista” que se viene dando de la mano del nuevo Consejo Agroindustrial Argentino que sigue con su maratón de presentaciones y, si bien aún no muestra grandes avances materiales, si obtuvo varios logros en materia política. “De 500 exportadores, 336 son agroindustriales”, se quejaba un petrolero por el supuesto desfase que se registra, y aludiendo al trabajo elaborado recientemente por Coninagro mostrando ese resultado que, a su vez, es acorde con la composición en el ingreso de divisas que ya se justifica en más de 75% para los granos y manufacturas de origen agropecuario.

Una interna neuquina esta haciendo también delicias en algunos Zoom políticos. Asunción Miras Trabalon fue segunda candidata a diputada nacional en la lista del Frente de Todos de Neuquén, detrás de Darío Martínez. El FdT consiguió solo una banca, así que Asunción no logró ingresar al Congreso en diciembre. Pero ahora, Martínez fue designado secretario de Energía de la Nación, de manera que Asunción debería asumir su lugar por ser segunda titular en la lista. Ocurre que algunos en la provincia quieren usar la Ley de Paridad de Género (la que fue creada para garantizar el acceso de las mujeres a cargos de representación) para que Martínez sea reemplazado por un varón y dejar afuera a Asunción por ser mujer. Curioso caso y quizás nueva jurisprudencia en un conflicto que siempre se dio a la inversa. En materia de cruces y acuerdos políticos otra novedad apareció en los comentarios del fin de semana. El ex consejero de la Magistratura, Alejandro Fargosi, anunció hoy que se sumó a Valores para mi País, el partido que anima Cynthia Hotton. Fargosi será cabeza del partido en la Ciudad e Buenos Aires tal como se decidió en una reunión virtual que mantuvieron hoy para delinear distintas estrategias.

Vamos a terminar con un chiste de adulto mayor, importado de EE.UU.

Una viejita caminaba por la calle arrastrando dos grandes bolsas de plástico. Una de ellas estaba rota y, de vez en cuando, se caían 20 dólares en la vereda. Al darse cuenta, un policía la detuvo y le dijo:

-Señora, se le están cayendo billetes de esa bolsa.

-¡Oh! ¡Maldita sea! -dijo la viejita-. Será mejor que vuelva y vea si puedo encontrarlos. Gracias, oficial.

-Momento, no tan rápido -replicó el policía-. ¿De dónde sacó ese dinero? ¿No lo habrá robado, ¿verdad?

-Oh, no -respondió la anciana-. Mire, mi patio trasero está justo al lado del estacionamiento del estadio. Cuando hay partido, muchos hacen pis a través de un agujero en la cerca, justo sobre mis canteros con flores. Eso me enfurecía, se secaban las flores. Entonces, desde hace un tiempo, encontré una solución: me paro detrás de la cerca, junto al agujero con mi podadora. Cada vez que un tipo mete ahí su cosa, se la agarro y le grito: “¡Deme 20 dólares o se la corto!”.

El policía se pone a reír, y la despide diciéndole:

-Está bien, me parece justo... Ah, perdón, ¿y qué hay en la otra bolsa?

-Bueno, no todos pagan.

Temas

Dejá tu comentario