Senado: el oficialismo cambia ley para modificar la Corte Suprema y blinda votos para su aprobación

Edición Impresa

El kirchnerismo abrió el juego y cedió ante su compañero de bancada Adolfo Rodríguez Saá, tal como anunció Ámbito en su edición del martes último. Se sumarían los usuales aliados Alberto Weretilneck y la riojana Clara Vega. De esta manera, y pese a la ausencia -médica- de Maurice Closs, el Frente de Todos tendría quorum y número para avanzar. Fuerte rechazo de Juntos por el Cambio.

El kirchnerismo senatorial cedió en las últimas horas y dinamitará el proyecto empujado por gobernadores oficialistas para modificar la integración de la Corte Suprema de Justicia, tal como anunció Ámbito en su edición del martes último. Bajo estos parámetros, el proyecto no hablará de 25 magistrados, sino de 15, y blindará de esa manera el voto no sólo del oficialista Adolfo Rodríguez Saá, sino también de los usuales aliados Alberto Weretilneck (Río Negro) y Clara Vega (La Rioja), con el objetivo de sellar el quorum y el número necesario para una iniciativa que se tratará, en el recinto de la Cámara alta, desde las 14.30.

A pesar del panorama en cuestión, el texto tendrá un escenario muy complejo en Diputados y podría empantanarse como muchas leyes que el cristinismo sacó del Senado. Rodríguez Saá presentó durante años iniciativas sobre la Corte Suprema, con un esquema de nueve magistrados y paridad de género -esto último, también reclamado por Vega-, mientras que Weretilneck empujó desde el inicio de la discusión un máximo tribunal de Justicia de 16 integrantes. Entonces, la cifra de 15, más la incorporación de género y de salas regionales -solicitadas por el rionegrino- destrabarían la ley.

Las modificaciones se darán a conocer de manera oficial en el recinto. Antes, el Frente de Todos, que comanda José Mayans, deberá conseguir quorum por su cuenta. Weretilneck, Vega y Rodríguez Saá nunca pusieron en riesgo este tema y, sumados a la casi oficialista de los renovadores misioneros -no massistas- Magdalena Solari Quintana, el kirchnerismo tendrá los 37 senadores necesarios para iniciar la sesión.

Para el debate posterior quedará -aún sin respuesta- el motivo por el cual el Gobierno kirchnerista modifica la integración de la Corte Suprema sin siquiera haber enviado a la Cámara alta el pliego del reemplazo de Elena Highton de Nolasco. En la Bolsa de los olvidos también aparece la designación de Daniel Rafecas como procurador general.

La jugada del kirchnerismo deja en una mala posición a los gobernadores oficialistas no sólo por lo ocurrido con la iniciativa de una Corte Suprema de 25 -nunca estuvo incluido, en el dictamen original, la posibilidad de un magistrado por distrito, motivo de risas por doquier en el Congreso-, sino también por la presión a la Casa Rosada -es decir, contra los propios- para eliminar las PASO. De hecho, en el Frente de Todos ya deleitan el vía crucis que harán los mandatarios provinciales para la “planilla de la felicidad” de obras que incluirá el Presupuesto 2023.

“En los 32 meses de gestión de Frente de Todos, los precios de la economía real acumularon un aumento del 220%. En ese mismo período, y gracias al Gobierno de Alberto Fernández y Cristina Kirchner crecieron la pobreza, la marginalidad y la inseguridad. Pero a lo único que se dedica el Frente de Todos es a buscar su impunidad. Y es por eso que ante la convocatoria intempestiva efectuada por la Presidenta provisional del Senado -la cristinista Claudia Ledesma Abdala de Zamora- para que mañana se trate la designación de jueces afines y la ampliación de la Corte Suprema de la Nación, Juntos por el Cambio rechaza una vez más los intentos de ataques a la Justicia, que generan un distanciamiento de las instituciones de los verdaderos problemas que padecemos los argentinos”, advirtió anoche la mesa nacional macrista, que además dijo que “no hay manera de construir consensos en la dirigencia política que hoy reclama y exige la sociedad”.

Combo exprés

En modo flash, el oficialismo avanzó ayer con dos temas en diferentes comisiones. Por un lado, la de Presupuesto y Hacienda, que maneja el riojano Ricardo Guerra, apuró en modo “Flash” el dictamen de prórroga por cinco años de impuestos clave como Ganancias, Bienes Personales, Cheque, Monotributo y asignaciones específicas varias.

Por su parte, la comisión de Asuntos Constitucionales, que preside el kirchnerista Guillermo Snopek -rival y cuñado del gobernador jujeño, el radical Gerardo Morales- estampó firmas -después de varios fracasos, y con cambios de legisladores a último momento- para suavizar las mayorías y otros puntos en las consultas e iniciativas populares.

Guiño al Presupuesto 2023

Ayer sorprendieron -no tanto por la postura, sino por la rapidez ante un tema que aún no arrancó a discutirse- las declaraciones que el diputado radical “blue” de Evolución Emiliano Yacobitti realizó sobre la ley de gastos. “Tras analizar destacamos, en primera instancia, que las variables macroeconómicas son más razonables que las presentadas en el Presupuesto anterior, lo que posibilitaría que podamos contar con una aprobación en general”. Es decir, un guiño anticipado al kirchnerismo.

Conectar igualdad

Las comisiones de Legislación General; y de Educación de la Cámara alta despacharon ayer el proyecto del senador peronista Daniel Bensusán para establecer el programa Conectar Igualdad por ley y así sellar su continuidad en el tiempo. “Achicar la brecha digital es la forma más moderna de justicia social, por lo que espero que pronto podamos sancionar este proyecto en el recinto”, expresó el legislador pampeano.

Humedales

En las últimas horas trascendió que el oficialismo en Diputados buscará avanzar hoy mismo con un proyecto sobre humedales. Días atrás, la oposición forzó un emplazamiento para activar un plenario de comisiones.

Dejá tu comentario