Encontraron la explicación a la falta huevos en supermercados, almacenes y verdulerías

Agronegocios

Fue uno de los sectores que repuntó fuerte con la llegada de la pandemia, pero la política de Precios Cuidados en combinación con los altos costos, condenó a más de 30 granjas a la desaparición.

El sector avícola tuvo un momento de esplendor. Cuando a comienzos del segundo trimestre de 2020 todos los argentinos comenzaron la cuarentena, cambiaron los hábitos de miles de personas que se volcaron no sólo a consumir más alimentos sino también a cocinar los propios. Fue en ese contexto que aumento vertiginosamente la demanda de huevos y por lo tanto, ante una oferta que no podía satisfacer la creciente demanda, aumentaron los precios e incluso en algún momento fue complicado conseguir una docena de huevos frescos.

Hoy la realidad del sector es muy distinta. Según pudo averiguar Ámbito tras realizar un relevamiento con empresas del rubro, sólo en 2021 desaparecieron entre 30 y 40 granjas productivas. Los números son contundentes: de 48,4 millones de ponedoras que había en 2020 cayó el stock a 47 millones pero con la ola de calor de diciembre y enero murieron 3 millones más, por lo tanto la cantidad total disminuyó casi un 10%. A esta situación hay que agregarle que las gallinas que no murieron, producen un 20% menos de huevos, por lo tanto la reducción de la oferta que llega al mercado es sensiblemente menor.

Toda esta situación tuvo su impacto en los precios que recibe el productor. Durante la pandemia -junio de 2020- en granja el maple de huevos se vendía a $200 y lo que parecía un negocio en crecimiento, pasó a ser una trampa para muchos productores que decidieron ampliar su estructura. Hacia fines de 2021, el mismo maple se vendía a $170, con costos completamente distintos en cuanto al insumo básico para las aves, como lo son el maíz y la soja que casi duplicaron su valor a partir de cuestiones climáticas y de mercado internacional.

Para llegar al producto, se inmunizan gallinas y se logran así huevos enriquecidos con anticuerpos.
Para llegar al producto, se inmunizan gallinas y se logran así huevos enriquecidos con anticuerpos.
Para llegar al producto, se inmunizan gallinas y se logran así huevos enriquecidos con anticuerpos.

Una de las cuestiones que más advirtieron los empresarios del sector esta relacionada con la caída del consumo, que pegó fuerte en las ventas. Vale recordar que el 98% de la producción de huevos se vende en el mercado interno por lo tanto la actividad es sumamente dependiente de la realidad económica de la población.

Según datos de la Cámara Argentina de Productores Avícolas (CAPIA), el consumo de huevos por habitante fue de 305 huevos en 2020. Un año después, cayó a 298 a pesar de que los precios casi no aumentaron en ese período: desde marzo de 2020 hasta junio de 2021 la venta de huevos estuvo regulada por el programa de Precios Máximos.

Javier Prida, empresario del sector y presidente de CAPIA aseguró en diálogo con Ámbito que “el maple debería pagarse $ 270 promedio en granja para cerrar empatados con la inflación. Pero si tomamos en cuenta los costos del maíz y la soja actualizados, el precio sería de $ 320.

De todas maneras, los valores actuales distan mucho de lo que esperan recibir los productores. Desde hace 2 semanas, los productores reciben $ 240, es decir que lejos de haber “aumentado” mas bien recuperaron el precio que tenían a mediados de 2020. En ese mismo lapso, no sólo se incrementaron los costos de los insumos sino que también hubo paritarias por 40% y 52% entre 2020 y 2021 respectivamente.

La baja o nula rentabilidad que reportaron los productores durante ese lapso no permitió que tuvieran los recursos para acondicionar galpones, reparar ventiladores y regadores, por lo tanto la ola de calor les pegó de lleno en el corazón productivo.

Prida destacó que “hubo aumentos en carne, leche y muchos otros alimentos pero no en huevo. Si tuviéramos que actualizar el valor del maple con la inflación deberíamos estar en $ 380. La diferencia entre los $ 240 que recibe el productor y los $ 380 que serían el ideal, es el camino que necesitamos recorrer”.

A pesar de los problemas económicos, hay diálogo entre el sector avícola y las autoridades del Ministerio de Agricultura. Según Prida, “el nuevo Secretario de Agricultura, Matías Lestani, entiende y escucha. Ojalá haya muchos funcionarios con su capacidad de escucha, de interpretación y entendimiento. Es una bocanada de aire fresco para el sector, un técnico comprometido”.

De todas maneras, el empresario destacó que “lo que no resuelve la economía no lo puede resolver un funcionario. En junio de 2020 el maple en góndola costaba $ 350 y hoy se vende a $ 400, es sólo un 17% de aumento en dos años. Por eso decimos que el huevo no aumentó y que necesitamos que la gente tenga más plata en el bolsillo porque si no tienen plata, nadie puede comprar”.

Dejá tu comentario