La campaña fina ingresó en etapa de definiciones

Agronegocios

Desde la Bolsa de Cereales de Buenos Aires aseguran que el trigo y la cebada no tienen más margen para enfrentar un pronóstico adverso. Mientras tanto, es fundamental monitorear los lotes para evitar daños por enfermedades.

El avance de cosecha de trigo a nivel nacional aún no alcanza el 3% del área apta, y el rinde promedio a la fecha se ubica en 10,2 qq/Ha. Los rindes para el NOA y el NEA se ubican, respectivamente, un 17,9 % y un 31,3 % por debajo de los promedios regionales de las últimas 5 campañas. Así lo destaca el último Panorama Agrícola Semanal que emite la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, que además advierte por las altas temperaturas que se esperan para los próximos días en la zona centro-norte del área agrícola. Por el contrario, las bajas temperaturas previstas sobre el sur del área agrícola, podrían comprometer los rindes a cosecha en lotes adelantados.

Por ahora, el rinde promedio nacional del área recolectada hasta el momento es de 10,2 qq/Ha, pero a decir verdad, en cuanto a la campaña de granos finos, todo esta por verse.

Si bien la expectativa esta centrada en las lluvias que podrían registrarse a fin de mes y que resultarían muy positivas para el llenado de granos, también es momento de estar atentos ante la aparición de enfermedades en los cultivos. De hecho, un reporte reciente del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) de la zona centro bonaerense advierte que “el monitoreo en cada lote se hace muy necesario para los agricultores” y llama a “estar atentos” a los productores.

Andrés Fabbris Rotelli, gerente de Marketing de UPL Argentina aseguró a Ámbito que “la campaña fina en cuanto a enfermedades es bastante heterogénea. Si bien en algunas regiones la presión no fue tan importante, en otras -como en el caso de la cebada- hay mucha presión de mancha borrosa o mancha en red donde seguramente vayan a una tercera aplicación”.

Fabbris Rotelli explicó que “en el caso del trigo, la mayoría de las zonas va a promediar una aplicación y no lo hará dos veces como sí ocurrió en años anteriores. En los trigos que ya entraron en floración, es critico observar la hoja bandera, que es donde se define el rendimiento del cultivo. Aquí las enfermedades que suelen aparecer en días de tormenta son las royas y en particular la roya amarilla, que se expande con nuevas cepas que llegaron de Europa, mucho mas virulentas y con un período de incubación mas extenso”.

La coincidencia de todos los especialistas en esta época se basa en el monitoreo de los lotes y en hacer las aplicaciones de insumos que sean necesarias, tal es el caso de Tridium, un fungicida triple mezcla multisitio, con ocho puntos de acción, ideal para frenar cualquier tipo de enfermedad que tenga algún tipo de resistencia.

En tanto, Lucas Diaz Panizza, gerente de Marketing de Sumitomo, confirmó a Ámbito que “todos los trigos que están entrando en fase final ya recibieron una aplicación. Queda una ventana para los cereales que se sembraron al sur de la Ruta 8. En el sur bonaerense todavía no se realizó la segunda aplicación, a pesar de haber encontrado presencia de roya. Quienes siguen de cerca la sanidad del cultivo destacan que “es muy importante proteger la planta para asegurar el rendimiento, más aún en un contexto en el que el precio del grano es bueno y se justifica la aplicación. En el caso de Sumitomo la propuesta pasa por Tazer Xpert aunque están finalizando los ensayos de un nuevo producto que llegará al mercado para la próxima campaña. Se trata de una carboxamida específica para el control de roya de trigo.

En cuanto a ciclo agrícola, lo que ocurra en los próximos días será determinante, porque si falta agua el cultivo se va a entregar antes y eso podría poner en riesgo el techo de productividad que podríamos llegar a tener.

vv

Dejá tu comentario