Gonzalo Carrasco: "El potencial de Argentina con el cannabis medicinal es gigante"

Ambito BIZ

El cofundador de la plataforma "wellness" creada para acercar a los usuarios los productos de cannabis de uso medicinal, habló con Ámbito sobre su lanzamiento en Colombia. Además se refirió a las posibilidades que abre la nueva normativa a nivel local y los planes para lanzar el marketplace en el país.

El avance en la legislación sobre el uso del cannabis medicinal en Argentina y en la región abrió las puertas a un mercado prometedor, con amplios beneficios a nivel económico y sanitario. Muestra de ello es el surgimiento de nuevos emprendimientos que buscan captar el interés de los usuarios, como es el caso de DrGea, una plataforma recientemente fundada por argentinos, destinada a comercializar el aceite derivado de la planta. El marketplace ya se encuentra activo en Colombia y para fin de año esperan cortar cinta en Argentina, Uruguay y Chile.

En mayo de este año, la Cámara de Diputados aprobó por 155 votos a favor, 56 en contra y 19 abstenciones, la ley de Cáñamo Industrial y Cannabis Medicinal que regula la producción industrial de la planta y sus derivados. El proyecto, que ya tenía media sanción del Senado, fue posteriormente promulgado por el Poder Ejecutivo. Según cifras gubernamentales, se espera que a partir de su reglamentación se logre dar forma a una industria que tendría un potencial para generar más de 10.000 empleos, u$s500 millones en ventas al mercado interno y al menos u$s50 millones en exportaciones.

Los avances regulatorios en la materia vuelven atractivo al país para el surgimiento de nuevos negocios que buscan aprovechar las oportunidades que el rubro propone. El licenciado en Comercialización Gonzalo Carrasco, cofundador y CEO de DrGea, habló con Ámbito sobre su apertura en Colombia, las posibilidades que abre la nueva normativa a nivel local y los planes para lanzar el marketplace en Argentina, Uruguay y Chile antes de fin de año.

gonzalo carrasco drgea.jpg

Periodista: ¿Qué los impulsó a crear un e-commerce de aceite de cannabis?

Gonzalo Carrasco: Hace dos años nos propusimos analizar el contexto de la industria del cannabis y detectamos la desinformación que había en torno al uso del aceite medicinal. En ese entonces, también observamos la falta de acceso a médicos capacitados en la materia y a productos certificados. Además notamos que había falta de acompañamiento, tanto para el médico como para el paciente. Al entender qué estaba ocurriendo en el sector, nos propusimos crear una solución.

P.: Esa solución, ¿Qué incluye?

G.C.: Hoy ofrecemos tres opciones. Todo un módulo de contenido para aprender, el otro es la teleconsulta y por último la comercialización de los productos. Una persona puede aprender, acceder a un médico calificado y si se dan ciertas condiciones se avanza con una prescripción digital para que el paciente pueda comprar el producto. Hoy en día el marketplace ya está operativo en Colombia

P.: ¿Qué los impulsó a lanzar allí?

G.C.: La apertura en un país depende de tres factores. El primero, y el más importante, es que haya un marco regulatorio reglamentado para que uno sepa qué procesos seguir. En segundo lugar, el desarrollo de plataforma. Por último, contar con acuerdos con laboratorios locales. En lo único que no podemos intervenir es en el marco regulatorio. Colombia nos brindaba eso y además teníamos cercanía con un laboratorio. Hoy ya estamos trabajando con cuatro laboratorios y estamos por incorporar el quinto.

P.: ¿Qué tipo de productos están comercializando actualmente?

G.C.: En Colombia uno puede comercializar productos a base de cannabis en dos grandes formatos: lo que son fórmulas magistrales, que son los aceites, y lo que es tópicos. Estos últimos son con CBD sin THC. Son de venta libre, sin receta. Todo lo que es aceite es con receta, a través de un médico que hace una prescripción digital, que después un laboratorio produce ese aceite y le llega al paciente a la casa.

Depositphotos_315117516_XL.jpg

P.: ¿Cómo vienen observando la inserción en el mercado de Colombia en estas primeras semanas?

G.C.: Comenzamos hace unos 30 días con la versión final, con lo cual recién hemos tenido las primeras ventas de productos. Sin embargo, en los primeros 12 meses esperamos facturar cerca de u$s120.000, es decir, unos 9.000 productos y consultas.

P.: ¿La operatoria la realizan desde Buenos Aires?

G.C.: Así es. Todo el Hub nuestro está en Buenos Aires. Somos cinco fundadores, que nos complementamos a partir de los diferentes talentos que tenemos.

P.: Pese a ello, aún no están abiertos al público en el país ¿Cuándo podría darse ese paso?

G.C.: Estamos trabajando en ese aspecto ahora. Queremos abrir en Argentina, Chile y Uruguay. El objetivo es hacerlo en lo que resta del 2022.

P.: ¿Están buscando inversiones para concretar la expansión?

G.C.: Estamos preparando una ronda de inversión. Queremos salir a buscar un capital de u$s550.000.

P.: Sería la segunda ronda en menos de un año…

G.C.: Así es. En la ronda Pre-Seed, que fue en octubre del año pasado, el inversor Terraflos, de Facundo Garretón, inyectó u$s125 mil. Ahora iremos por una ronda Seed. Ahí tenemos la posibilidad de que ellos nos acompañen otra vez, con lo cual estaremos yendo a captar el monto restante.

P.: En ese sentido, ¿Qué lugar ocupa la nueva ley para el surgimiento de nuevos emprendimientos?

G.C.: Argentina ha avanzado mucho con la ley que se acaba de aprobar. Se ha dado un paso importante. Sin embargo, es necesario ver cómo se reglamenta, algo que para mí es clave porque ahí está el detalle realmente de lo que uno podrá hacer o no. De todas formas, es un gran paso.

P.: Volviendo a la apertura en Argentina, ¿Qué faltaría para que se haga efectiva?

G.C.: Nuestra estrategia va a ser comenzar en lo que es tópicos, pero específicamente apuntados a salud. En el país, el marco regulatorio de tópicos está aprobado bajo la ley de Cosméticos. De hecho está el Ratisalil CBD. El objetivo es empezar por ahí.

P.: ¿Están en diálogo con laboratorios locales para comenzar a comercializar sus productos?

G.C.: Sí. Queremos replicar el modelo colombiano en el resto de los países asi que empezamos las charlas con laboratorios en Argentina. Ya estuvimos en conversaciones con el Laboratorio ELEA y estamos por hacer lo propio con Alef Medical Argentina. Además estamos esperando para ver qué ocurre con Cannava, de Jujuy, respecto a la aprobación en la ANMAT de sus productos.

P.: ¿Tienen pensado incorporar otros proveedores por fuera de los laboratorios?

G.C.: No trabajamos con nadie que no sea un laboratorio certificado por el ente regulador local. Es la única manera de poder asegurarnos la trazabilidad del producto y su composición.

P.: Por último, ¿Cómo estamos parados comparativamente con otros países de la región?

G.C.: Es uno de los mercados más interesantes de la región, junto con Colombia. Lo corro a Brasil porque tiene otro tipo de ley, es diferente. Pero en lo que respecta a la Argentina, creo que es un país que reúne características muy particulares. Acá hay gente con mucho conocimiento. Además, a partir de las asociaciones como Mamá Cultiva y de distintos especialistas se han logrado instalar en los medios y en la agenda política las ventajas del cannabis medicinal. Y los laboratorios se están empezando a interiorizar. Creo que tenemos un potencial gigante.

Dejá tu comentario