En IDEA, empresarios debaten su rol y buscan controlar daños

Ambito BIZ



Responsabilidades. Compromiso. Consensos. Esos fueron algunos de los conceptos que dominaron el segundo día del 54° Coloquio de IDEA, en una jornada en la que el rol de los empresarios ante la sociedad fue el eje central. De hecho, el lema de este año de la cumbre que se lleva a cabo en Mar del Plata es "Cambio cultural: soy yo y es ahora".

El tono del día estuvo marcado desde el arranque por el discurso por la presidenta del Coloquio y gerenta general de Latam, Rosario Altgelt: "Soñamos este coloquio hace 365 días como un espacio de reflexión de conversación y de inspiración, pero también de cómo abordar el cambio cultural, y de pensar cuál es nuestra responsabilidad como líderes empresarios, sindicales y políticos, como formadores de opinión. Debemos abordar las temáticas estructurales".

El "hacerse cargo" fue una constante en las exposiciones. "No somos todos iguales, pero somos todos parte de un cuerpo que necesita sanar", agregó a su turno Nerio Paitiado, CEO de Banco Supervielle. "Tengo un sentimiento de desilusión porque no hemos sido capaces de construir una Argentina sustentable, no pudimos generar desarrollo y la reciente historia de corrupción me avergüenza. Pero siento esperanza porque hay un montón de empresarios que estamos haciendo las cosas bien y tenemos un montón de ganas", agregó Carola Fratini Lagos, directora de IDEA y Regional Head of comercial Insurance Latin América de Zurich.

Roberto Murchison, presidente del grupo que lleva su nombre, afirmó: "Los cuadernos de Centeno me dan esperanza porque deja en claro que la corrupción ha dejado de tener un costo cero. Y creo que van a venir cambios culturales interesantes". "Quizá (Oscar) Centeno haya ayudado con los cuadernos, pero es el primer capítulo de un libro largo. Tenemos que hablar de cómo gestionamos las empresas. Nos debemos varios capítulos", añadió Sergio Kaufmann, director de IDEA y CEO de Accenture para Sudamérica Hispana.

Esas reflexiones fueron parte del panel "Nuestro rol", del que también participó Gastón Remy, CEO de Vista Oil & Gas, quien admitió que sintió "sorpresa e indignación porque sí veíamos una serie de hechos que uno imaginaba, pero no el tamaño de algo tan sistémico y de estas proporciones". Y reconoció: "Siento frustración y enojo, porque los empresarios, políticos y sindicalistas no estamos entendiendo la gravedad de lo que está pasando".

"Para que este encuentro no solo sirva para debatir sino también para generar acciones concretas", insistió Remy, al tiempo que llamó a implementar una ley clara en la financiación privada a las campañas políticas.

Kaufmann aseguró que "cuando nos olvidamos de nuestra responsabilidad de construir una sociedad mejor porque total alguien me va a dar un subsidio y me va a proteger, vemos la reacción de la gente (en referencia a la encuesta) y buena parte del reclamo viene por ahí". Y en relación a lo que él llamó "empresarios con H", en referencia a algo que es parecido pero es diferente, que está mal escrito, aunque suene igual, dio el siguiente ejemplo: "Es impresionante la pasión que tenemos por andar por la banquina, parece que pasó a ser el camino privilegiado. Pero tenemos que entender que andar por la banquina condena a un montón de gente que está respetando las normas. A algunos les puede mejorar el presente, pero perjudica el futuro de todos".

La denominada "causa de los cuadernos", que investiga el presunto pago de coimas de empresarios de la obra pública a funcionarios durante el kirchnerismo, fue mencionada por varios como "una oportunidad" para dejar atrás prácticas espurias.

"Cómo se puede ser el supermercado del mundo cuando dos de cada tres pesos que se venden en almacenes y autoservicios son informales", se preguntó Federico Eisner, de Bain & Company, en el arranque del panel "Emparejando la cancha".

Otro que habló sobre el rol de los empresarios fue el titular de la AFIP, Leandro Cuccioli, al cuestionar la competencia desleal, llamó a terminar con la informalidad laboral, y la evasión impositiva, tanto en las empresas como en el día a día. En ese sentido, aseguró que muchas veces el Estado "no le hace fácil las cosas al que quiere pagar", pero garantizó que se están haciendo los cambios necesarios.

"Yo no pienso que la Argentina se jodió con la llegada del peronismo, porque ya el Martín Fierro en 1872 hablaba de que la única que te quedaba era hacerte amigo del juez, o en el tango Cambalache, de 1934, que el que no afanaba es un gil. Hace muchos años que Argentina está jodida", opinó por su parte el politólogo Andrés Malamud. En ese mismo panel, la doctora en ciencias de la Comunicación de la UCA, Dulce Santiago, consideró que "los empresarios tienen que liderar la transformación cultural".

En el último panel del día, un grupo menor de empresarios participaron de un encuentro en el que reflexionaron bajo la consigna "¿Qué deberían cambiar los empresarios?". Isela Costantini pidió "trabajar en conjunto para cambiar las cosas" y "cuestionarnos entre nosotros qué estamos haciendo y qué tenemos que hacer realmente". Hablaron de "aprender a competir", "compartir la agenda" con quienes tienen menos posibilidades, y asumir mayor responsabilidad ante la sociedad.

Dejá tu comentario