Allanan un predio lindero a Punta Tombo por la matanza de pingüinos

Ambito Nacional

Una Brigada de Control Ambiental (BCA) del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible ingresó al predio donde se afectó el ambiente de la colonia de aves, a pesar de la resistencia del dueño del campo, quien se opuso a la decisión judicial.

La Brigada de Control Ambiental (BCA) del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible allanó un predio lindero al Área Natural Protegida de Punta Tombo, en Chubut, pese a la resistencia del dueño del campo, quien quiso negar la entrada al cuerpo de inspectores a la zona donde mataron a casi 300 pichones de pingüinos y destruyeron unos 140 nidos, se informó oficialmente.

Tras conseguir el aval de la justicia para fiscalizar el predio, se corroboró en el lugar la afectación del ambiente en la colonia de aves y la flora autóctona, producto de la construcción de un camino.

Las acciones se dan en el marco de la presentación judicial por parte del Ministerio que conduce Juan Cabandié para que se investigue el hecho y como parte de una política de Estado que la cartera nacional lleva adelante, indicaron los informantes.

Respecto a lo ocurrido en Punta Tombo, el ministro expresó que "desde ayer nuestra Brigada de Control Ambiental se puso a disposición de la fiscalía y de la jueza y están trabajando en forma conjunta".

Y añadió en declaraciones a los medios que "al mismo tiempo hicimos una denuncia penal basada en la ley nacional de Protección Animal que establece que los ciudadanos tenemos que proteger no solo la fauna sino también sus crías" y adelantó que se presentará el año próximo "un proyecto de ley que regule el bienestar animal, luego será el Congreso el que las tenga que sancionar".

El operativo de la BCA fue encabezado por el director de Inspecciones de la cartera ambiental, Alejandro Mackielo.

El lunes 29, el Gobierno del Chubut radicó una denuncia penal por los destrozos de 146 nidos y la muerte de 292 pichones al constatar que la traza realizada con una topadora se concretó sin la previa elaboración del estudio de impacto ambiental.

En el campo vecino a esa área protegida se constató la apertura de "una amplia traza, de aproximadamente unos 700 metros de longitud por unos 3 metros de ancho", reportó el biólogo y presidente de la Global Penguin Society, Pablo García Borboroglu.

"La traza atraviesa un área de nidificación de pingüinos de Magallanes, incluyendo zonas de alta densidad", dijo García Borboroglu,

Aún no se pudo estimar el número de adultos que pudieran haber resultado aplastados por las maquinas dentro de sus nidos.

Dejá tu comentario