La Pampa insiste ante Corte para que suspenda Portezuelo

Ambito Nacional

La Pampa le pidió a la Corte Suprema de Justicia de la Nación que disponga la suspensión del proceso licitatorio de la obra de la Portezuelo del Viento, en una nueva presentación realizada ante el máximo tribunal en la que planteó que, “una vez más”, Mendoza manifiesta “un actuar contrario a la concepción misma de cuenca hídrica”.

“Una vez más la provincia de Mendoza, manifiesta un actuar contrario a las políticas adoptadas por las restantes integrantes de Coirco, desconociendo en consecuencia, la interprovincialidad del río Colorado y la concepción misma de cuenca hídrica”, sostuvo el gobierno de Sergio Ziliotto en su presentación.

La Provincia le pide a la Corte Suprema de Justicia de la Nación que ordene “no iniciar y/o que se suspendan los procedimientos y/o trabajos que se estén llevando adelante con el fin de la concreción y puesta en funcionamiento de la obra denominada “Aprovechamiento Hídrico Multipropósito Portezuelo del Viento hasta tanto se realice una evaluación de impacto ambiental sobre toda la cuenca del río Colorado”.

En este sentido, plantea que ese estudio debe respetar “el derecho de información pública y a la participación ciudadana” y pasar por la instancia de una aprobación o desaprobación, con carácter de “vinculante”, del Consejo de Gobierno del Comité Inter-jurisdiccional del río Colorado (Coirco).

Con estos argumentos reclamó que se resuelva la medida cautelar que había sido solicitada en la demanda iniciada el 16 de agosto del año pasado, por el entonces gobernador Carlos Verna.

En la nueva presentación, La Pampa afirma que Mendoza “hace caso omiso” a la decisión tomada el Coirco, que dispuso el 26 de junio la realización de una nueva evaluación de impacto ambiental integral, tras un reunión con el ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro, los gobernadores de cuatro de las cinco provincias que integran el Coirco, Río Negro, Neuquén, Buenos Aires y La Pampa.

La moción no contó con el apoyo de Mendoza, y el gobernador Rodolfo Suarez solicitó un laudo presidencial al considerar que ya existe un estudio realizado y aprobado por Coirco.

Pese a este conflicto, el tres de julio pasado, el gobierno de Mendoza llevó a cabo el proceso de licitación de las obras. Ese día, el consorcio liderado por la empresa china Sinohydro, con sus socias Ceosa, Impsa y Obras Andinas, fue la única oferta presentada por la UTE “Malalhue”.

El Gobierno provincial tiene un plazo de entre cinco y seis meses para estudiar la oferta y avanzar con la adjudicación de la obra.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario