Transporte: se recalientan reclamos y cruces por subsidios a favor de AMBA

Ambito Nacional

Nuevas quejas contra Nación, pases de factura por caída del Presupuesto 2022 y arengas localistas.

La movida conjunta de los intendentes de las capitales de Córdoba y Santa Fe y de Rosario de reclamar a Nación un “boleto federal a 18 pesos” -incremento de subsidios mediante- y unificar el propio en 59,35 pesos fogoneó nuevos planteos a la Casa Rosada en contra de un reparto de recursos para el sector que privilegia al AMBA, pases de factura por la caída del Presupuesto nacional 2022 y defensas de las políticas tarifarias locales.

Desde el espacio que lidera el peronista Juan Schiaretti, el bloque de diputados nacionales de Córdoba Federal -Carlos Gutiérrez, Natalia de la Sota e Ignacio García Aresca- y la senadora nacional Alejandra Vigo salieron a “acompañar el reclamo unificado” de los intendentes Martín Llaryora, Pablo Javkin y Emilio Jatón.

En esa línea, remarcaron que “es urgente poner un freno a la arbitrariedad con un marco legal” debido a que “recién comienza 2022 y el Gobierno nacional ya deja claro, con reiterados gestos, que no duda en trasladar el problema a gobernadores e intendentes y profundizar los beneficios para el AMBA, que se queda con el 84% de los subsidios y sólo el 16% restante se distribuye para el interior del país”.

Desde Cuyo, en tanto, otro oficialismo local cuestionó la distribución de subsidios centralizada, en este caso desde Cambia Mendoza, que gobierna con el radical Rodolfo Suarez. La estocada brotó del presidente del bloque de senadores provinciales, Alejandro Diumenjo. “Es histórico que el interior siempre sea discriminado respecto a AMBA, que en comparación con el resto de las provincias recibe el 85% de los subsidios que están destinados al transporte”, enfatizó. Y dijo que, “con tres veces menos recursos, las provincias se ven en la necesidad de subir las tarifas o buscar un consenso para unificar en todo el país”.

Sin embargo, Diumenjo marcó diferencias en materia de gestión y habló de “un ejemplo claro de la buena administración provincial”. “Mientras Córdoba, Rosario y Santa Fe se ven obligados a llevarlo a $ 59, en Mendoza con el último aumento se sostiene en $ 35”, comparó. Y precisó que “con los aportes de Nación Mendoza sólo puede cubrir el 16% del sistema anualmente, mientras que la diferencia se fondea desde la Provincia, que con recaudación propia subsidia el 70% del costo del transporte y evita que el boleto suba en forma desmedida”.

En Rosario, en tanto, la movida de los intendentes desató cruces entre el oficialista Frente Progresista y el Frente de Todos.

“El frente político que gobierna Rosario se negó a votar un presupuesto que aumentaba los subsidios al transporte”, dispararon los concejales del FdT, ante el naufragio en el Congreso del plan de gastos 2022 de Alberto Fernández, que -recalcaron- “incluía un aumento del 70 % en la asignación de estos subsidios para las provincias”.

En reacción, la presidenta del Concejo Deliberante, María Eugenia Schmuck, remarcó que “en los dos primeros años de este Gobierno nacional Rosario tuvo más de 100 días de paro como consecuencia de la falta de giro de los fondos comprometidos en los presupuestos 2020 y 2021”. “¿Por qué haríamos responsable a la falta de aprobación del presupuesto 2022, cuando no aportaron ni imputaron partidas en las dos últimas décadas?”, enfatizó.

Dejá tu comentario