Verano en Buenos Aires: exigirán permiso previo, pero sin hisopado

Ambito Nacional

Kicillof ratificó que temporada se extenderá desde el 1 de diciembre (1 de noviembre para propietarios no residentes) hasta el 4 de abril. Contagiados deberán volverse o ir a centros de alojamiento.

En medio de la incertidumbre por la pandemia, Axel Kicillof buscó ayer brindar certezas para un sector clave de la economía: en un virtual lanzamiento de la temporada de verano en los distritos turísticos -de corte extendido, entre el 1 de diciembre (1 de noviembre para propietarios no residentes) y el 4 de abril- presentó los protocolos sanitarios que regirán las vacaciones, que incluyen la obligación de gestionar el “Certificado Único Habilitante para Vacacionar”, de la aplicación Cuidar Verano.

“Con protocolos, cuidados, aplicaciones y responsabilidad venimos a anunciar que va a haber temporada de verano en la Provincia, la mejor posible”, enfatizó Kicillof, y remarcó que “con un esfuerzo muy grande de coordinación entre Provincia, intendentes y Nación se llegó a tiempo a una serie de consensos para poder abordar la temporada”.

La presentación en Mar del Plata -con funcionarios provinciales, nacionales y municipales- tuvo doble destinatario: apuntó a dar tranquilidad tanto al potencial turista que debe decidir si activará sus vacaciones como al sector privado, al que le mostró que la “decisión política” es que haya temporada. “Que tengamos temporada es una decisión política del Gobierno nacional en un contexto de incertidumbre, que pone en valor la importancia del turismo para Argentina y para algunas ciudades”, dijo por videoconferencia el ministro de Turismo, Matías Lammens, y remarcó que la Costa y Córdoba representan más del 70% del turismo interno. También participaron el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa: el ministro de la Producción, Augusto Costa, e intendentes.

Las medidas tienen impacto directo en el armado de las vacaciones y en el tipo de estadía en cada uno de los destinos, que mixturan mar, sierras, las lagunas o el delta:

En pos de “evitar aglomeraciones”, la temporada será extensa -hasta Semana Santa, el 4 de abril- y con inicio en dos etapas: el 1-N para propietarios no residentes que quieran vacacionar en sus viviendas, y el 1-D para turistas. El consejo: que los adultos mayores opten por fin de marzo.

Para viajar los turistas deberán bajar la aplicación “Cuidar Verano”, donde registrarán los nombres de los viajantes, el transporte y el alojamiento, con documentación que lo sustente. Los municipios deberán validar con esa información el certificado para viajar. “Se va a pasar la información a los municipios para que constaten la información sobre el lugar de alojamiento y demos la autorización, que va a permitir circular e ingresar a los lugares de veraneo”, dijo Kicillof, y remarcó que es “muy importante” para evitar aglomeraciones y “gente circulando”. Además anticipó que “probablemente” se agregue “un certificado para pasar el día”.

No habrá necesidad de presentar un testeo previo -hisopado, PCR- para viajar, por no ser considerado 100% eficaz. Pero sí habrá un refuerzo de los sistemas de testeos en las localidades.

No pedirán estadías mínimas.

Si algún turista da positivo, deberá regresar junto a su grupo de contacto estrecho a su lugar de residencia, para no saturar el sistema sanitario. De no poder hacerlo, los municipios tendrán centros de aislamiento. Y se está trabajando en el refuerzo del sistema sanitario, con hospitales modulares y el Plan Detectar.“El que tenga síntomas y dé positivo vamos a evacuarlo”, dijo Kicillof.

La temporada estará atada a protocolos con distanciamiento, tapabocas, higiene y número máximo de personas en gastronomía, transporte, alojamiento, espacios públicos y playas.

No habrá actividades de esparcimiento o entretenimiento en espacios cerrados (como teatros), y se trabaja en que puedan desarrollarse en espacio abiertos.

No se habilitará acceso a lugares de hotelería o gastronomía cerrados sin ventilación natural o por ventilador (están prohibidos los sistemas centrales de acondicionamiento de aire), ni a espacios comunes en hoteles.

No habilitarán campings.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario