La oposición destacó las modificaciones a la app "CuidAr" tras las críticas al Gobierno

Juntos por el Cambio celebró los cambios, tras una reunión mantenida con la secretaria de Innovación Pública, Micaela Sánchez Malcolm, quien anunció cambios en la aplicación.

La mesa nacional de Juntos por el Cambio celebró este sábado que el Gobierno haya decidido avanzar en modificaciones a la aplicación "CuidAr", cuyo uso no será obligatoria, luego de las objeciones realizadas por la oposición.

El presidente, Alberto Fernández, había anunciado su obligatoriedad para los trabajadores que volviesen al trabajo en plena cuarentena, con el objetivo de que pudieran monitorear sus síntomas ante el coronavirus.

Sin embargo, miembros de la oposición habían criticado la fiabilidad de la aplicación cuanto a la protección de datos personales.

En este sentido, la secretaria de Innovación Pública, Micaela Sánchez Malcolm, anunció una serie de modificaciones sobre la app “CuidAr” y aclaró que no será obligatoria.

Tras reunirse a fines de esta semana con el equipo técnico de Juntos por el Cambio integrado por Samanta Maida, Alberto Crovara, Juan Ignacio Belbis y la diputada nacional Karina Banfi, la funcionaria indicó vía Twitter que se lanzó una mesa de ayuda y una web para aclarar dudas sobre el uso de la app.

Además, informó que “habrá futuras versiones y mejoras de la app en proceso” y que los datos personales se eliminarán tras la pandemia.

Micaela Malcolm on Twitter

Tras la reunión y el anuncio de mejoras, los presidentes del PRO, Patricia Bullrich, de la UCR, Alfredo Cornejo, y de la Coalición Cívica, Maximiliano Ferraro, destacaron -en un comunicado- que se decidieran modificaciones a la app lanzada.

"La secretaria Malcolm desmintió que la utilización de la aplicación fuera obligatoria, más allá de lo dicho semanas atrás por el Presidente de la Nación", subrayaron los representantes de Juntos por el Cambio.

En el texto de la mesa nacional de la coalición opositora también destacaron que los responsables de la aplicación "se mostraron de acuerdo con la necesidad de reformular los Términos y Condiciones".

Además, subrayó que los representantes del Gobierno aceptaron "rever los permisos respecto del acceso a ciertas funciones de los equipos móviles en los que se instala el programa (uso y registro de los datos de geolocalización) asumiendo que esta función debería ser opt-in y no opt-out".

"La geolocalización es un dato personal que siempre necesita para su utilización por parte del Estado el consentimiento previo e informado, según ley de protección de datos personales y nuestra Constitución", agregaron al respecto.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario