Edición Impresa

Caciques K limitan candidatura de Kiciloff

Los intendentes peronistas de la primera y tercera sección electoral se reunieron ayer en Merlo y acordaron la conformación de una mesa de acción política para avanzar en la definición de un candidato a gobernador para enfrentar a María Eugenia Vidal que necesariamente -dicen-, saldrá de ese sector.

“Vamos a fijar las cuestiones propias del armado electoral, sobre todo en las ciudades importantes en las que el peronismo no gobierna. Para eso nos tenemos que mostrar unidos. El próximo candidato a gobernador tiene que salir de esta mesa, porque los intendentes vamos a ordenar la provincia de Buenos Aires”, resumió uno de los caciques que participó del encuentro que se realizó en La Quinta Colonial de Merlo durante más de dos horas.

A pesar de los debates, varios intendentes coincidieron en que “todavía no hay nada acordado”, aunque la mayoría celebró la foto de “unidad” del peronismo del martes en la que estaban los tres aspirantes a precandidatos a gobernador, como los jefes comunales Verónica Magario (La Matanza) y Martín Insaurralde (Lomas de Zamora) y el diputado nacional Fernando Espinoza.

En Twitter, Insaurralde sostuvo que “con la unidad de todos y todas lograremos transitar otro camino” mientras Magario señaló: “Con los intendentes de la provincia de Buenos Aires nos reunimos para seguir construyendo una alternativa de gobierno que recomponga la calidad de vida de los bonaerenses”.

“En distritos con intendentes peronistas nos vamos a ocupar de sumar a todos los sectores, sin internas e intentando limar mezquindades. Porque competir entre nosotros es perder el tiempo y no ocuparse de lo que le preocupa u ocupa a los y las bonaerenses”, agregó otro de los mandatarios que participó de la reunión.

La idea de los intendentes bonaerenses peronistas es “crear una comisión” para “lograr acordar una propuesta consensuada”, luego presentársela a la ex presidenta Cristina de Kirchner y negociar la estrategia electoral y el armado de las diferentes listas a legisladores provinciales y nacionales, además de la posibilidad de que haya internas en los municipios conducidos por el peronismo.

Todos los sectores del PJ bonaerense admitieron e hicieron público en el último acto en Avellaneda que la conductora y principal referente política es la expresidenta, por lo que ella tendrá la última palabra y será quien defina el camino electoral de la provincia de Buenos Aires.

Al ser una reunión de intendentes, el gran ausente es el candidato a gobernador que impulsa el kirchnerismo puro, el exministro de Economía Axel Kicillof, que solo participó de un acto peronista en Avellaneda.

Estuvieron presentes Magario, Insaurralde, Gustavo Menéndez (Merlo), Alberto Descalzo (Ituzaingó), Jorge Ferraresi (Avellaneda), Fernando Gray (Esteban Echeverría), Gabriel Katopodis (San Martín) y Julio Zamora (Tigre).

También fueron los intendentes Walter Festa (Moreno), Mario Secco (Ensenada), Juan Zabaleta (Hurlingham), Andrés Watson (Florencio Varela), Ariel Sujarchuk (Escobar) y Mariano Cascallares (Almirante Brown), entre otros.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario