Aumentaron exportaciones y demanda interna de pollo

Campo

La faena avícola experimentó un aumento de 16,5% en todo el año 2005 como consecuencia del aumento de la demanda interna y del crecimiento sostenido de las exportaciones de cortes frescos de carne aviar, indicó un trabajo de la UADE (Universidad Argentina de la Empresa).

El crecimiento de la industria avícola se aproximó al ritmo de las ramas líderes de la industria alimentaria y superó al desempeño promedio del conjunto de alimentos y bebidas manufacturados, indicó el trabajo.

El aumento de la oferta, el consumo interno y las exportaciones de 2005, que crecieron con firmeza, se justificaron por el estatus sanitario, que resultó clave para profundizar esta tendencia.

El consumo anual por habitante en 2005 fue de 25 kilogramos de carne aviar, según datos del SENASA, mientras que el de huevos se encontraría en aproximadamente 190 por habitante por año según datos de CAPIA.


Como contrapartida cabe destacar que el consumo anual por habitante de carne vacuna fue de 62,8 kilogramos en 2005.

En 1990 el consumo de carne vacuna era de 77,5 kilogramos, mientras que el de carne aviar fue de 11 kilogramos.

La evolución de la industria aviar, luego de la devaluación de enero de 2002, significó 6,1% en 2003; 22,1% en 2004 y 16,5% en 2005.

• Recuperación

La faena avícola mostró una notable recuperación a partir de mediados del año 2003, luego de las fuertes caídas registradas a causa de la recesión 1999-2002, al afectar negativamente su principal mercado, el doméstico, así como también las exportaciones.

El comportamiento del período que va desde mediados de 2003 a enero de 2004 se caracterizó por un avance más lento de volumen de la faena avícola en relación con el promedio-general de la industria. Posteriormente, fue el sector avícola el que superó al promedio de manera notable, comportamiento que se mantiene en el primer tramo de 2006.

Estos son algunos de los indicadores que reflejan el dinamismo de la industria avícola en la Argentina para el año 2005.

La faena total realizada en los establecimientos con habilitación por parte del SENASA creció 16,5%, medida en cabezas faenadas, comparado con igual período de 2004.

En tanto, en la producción total estimada para el caso de los establecimientos con y sin habilitación del SENASA, el crecimiento fue de 16,4%, medido en toneladas, mientras que la importación creció 33,3% en toneladas.

Las exportaciones que incluyen los subproductos crecieron 53,6% y las que no los incluyen lo hicieron 78,4%, medido en toneladas, en tanto que en 2005 se exportó 9% de la producción total, algo más de 1.008.000 toneladas y en 2004 6% de la producción total, 866.000 toneladas.

Es decir, en el último año se incrementó la participación de las exportaciones en 3 puntos porcentuales.

Respecto del consumo doméstico aparente, creció 12,9% en toneladas y el consumo creció 13,2%.

El precio del pollo al consumidor por kilogramo aumentó 11,5% mientras que el kilogramo de asado aumentó 19% en el mismo período, lo cual hizo que la relación « asado/pollo» en pesos por kilogramo aumentara 6,25%.


Respecto de la mano de obra ocupada, la industria emplea alrededor de 30.000 personas en forma directa y alrededor de 40.000 personas en forma indirecta.

La industria, a nivel regional, se localiza en Entre Ríos y Buenos Aires, que concentran gran parte de la producción, y con desarrollos en Santa Fe, Río Negro, Córdoba, San Luis, La Rioja, San Juan y Catamarca.

Respecto del comercio internacional, es clave el status sanitario de la Argentina, que es considerado país libre de la gripe aviaria, y según las cifras del SENASA, en 2005 se exportaron 91.000 toneladas de productos avícolas comestibles
(137.000 si se incluyen subproductos), con un crecimiento de 78,4% entre 2005/2004 (53,4% incluyendo subproductos).

Dejá tu comentario