La soja avanzó 2,3% a u$s 609,87

Campo

En el mercado de Chicago, la oleaginosa a septiembre ascendió 2,3% a u$s 609,87, el maíz 1,8% a u$s 321,59 y el trigo 0,8% a u$s 311,13.

Los precios de la soja cerraron con ganancias, en medio de la firmeza de los mercados al contado y de versiones de demanda por parte de China, según dijeron operadores. En tanto, los del maíz subieron impulsados por compras de fondos y el avance de la oleaginosa.

Los del trigo aumentaron por una ronda de compras de oportunidad luego de tres sesiones consecutivas a la baja.

Se prevé para esta semana que las lluvias ligeras en casi toda la zona cerealera del centro de Estados Unidos y temperaturas más frescas ayudarán a estabilizar el deterioro de las cosechas de maíz y soja, que ya fueron dañadas en forma severa por la peor sequía en más de medio siglo.

"No empeorará mucho más. Algunas zonas tendrán algo de ayuda y otras no", comentó un meteorólogo especialista en temas agrícolas. Detalló, además, que hasta el viernes se pronostica caída de agua frecuente en el 85% o 90% de la región central, y temperaturas templadas con máximas entre los 21° y los 30°.

"El clima no debería ser terrible para los cultivos pero estamos en el borde con un déficit de humedad, debido a que aun no hemos tenido lluvias abundantes", aseguró el analista. Añadió luego que "estará más seco durante el fin de semana y a principios de la próxima semana, con la próxima probabilidad de lluvias a mediados de la semana, y eso será importante".

Una compañía especializada detalló que las lluvias ligeras a principios de la semana fueron demasiado dispersas para aliviar el impacto de la sequía en la región central. "De hecho, en la próxima semana, la porción de la región central bajo presión podría continuar expandiéndose hasta un 10% desde al 35% actual".

Las precipitaciones en el delta estadounidense, una región fértil en la cuenca del río Mississippi, aumentarán en las próximas dos semanas, lo que traerá un alivio tardío a la soja golpeada por la sequía.

El informe semanal del Departamento de Agricultura de Estados Unidos sobre el progreso de las cosechas publicado el lunes mostró que se estabilizaban las condiciones del maíz tras nueve semanas de disminución en las clasificaciones, y que las condiciones de la cosecha de soja mejoraron levemente.

Sin embargo, las calificaciones de las dos cosechas permanecían en sus niveles más bajos desde la última sequía grave, en 1988.

A medida que la peor sequía en más de medio siglo marcaba su paso, los inversores incrementaban sus compras, impulsando un alza de los precios de los granos. El viernes, el USDA reveló datos que mostraban fuertes recortes para la producción de maíz y soja de este año, al expandirse la sequía por la zona cerealera del país.

El organismo dijo que el rendimiento de la cosecha de maíz de esta campaña caería al menor nivel en 17 años. Por su parte, la producción de soja fue estimada en un mínimo en cinco años, y el rendimiento de la soja por hectárea casi en un mínimo en 10 años.

Dejá tu comentario