26 de septiembre 2007 - 00:00

Reclaman "modificación" de precio para lácteos

Actualmente, el sector recibe compensaciones por 0,51 depeso por litro de leche producida para mantener estables losprecios en el mercado interno. Aunque aseguran que si éstosno se modifican peligra el abastecimiento de leche parael invierno próximo.
Actualmente, el sector recibe compensaciones por 0,51 de peso por litro de leche producida para mantener estables los precios en el mercado interno. Aunque aseguran que si éstos no se modifican peligra el abastecimiento de leche para el invierno próximo.
Dirigentes de los tamberos reclamaron una «modificación» de precios para productos lácteos para evitar poner en riesgo el abastecimiento del año próximo, y cuestionaron las altas retenciones a las exportaciones que afectan al sector.

El pedido fue realizado por el presidente de la Unión de Tamberos, Guillermo Draletti, quien cuestionó el hecho de que «el lechero tiene las retenciones más altas de todo el sector agropecuario».

Actualmente, el sector recibe compensaciones por 0,51 de peso por litro de leche producida para mantener estables los precios en el mercado interno, pero las inclemencias climáticas del último invierno afectaron fuertemente la producción que deberá revertirse en esta primavera.

Además, los cortes de energía también afectaron a las grandes plantas procesadoras lácteas, sumados a la dificultad que tienen los productores para recuperarse tras las fuertes inundaciones de marzo último.

En la industria láctea, las más afectadas por los cortes de energía fueron las empresas que procesan la leche, grandes consumidoras de ese producto, y a las que durante el invierno les faltó el gas que utilizan en las calderas para pasteurizar y procesar.

La caída en la producción comenzó en marzo último cuando las fuertes lluvias registradas en el centro de la Argentina inundaron la más importante cuenca lechera nacional.

Desde entonces los productores intentaron recuperar los niveles previos al anegamiento de sus campos pero, al coincidir con la temporada invernal, el proceso se volvió muy lento, sumado a que las fuertes heladas de las últimas semanas afectaron la pastura.

En el invierno, las temperaturas muy bajas, la falta de lluvia y las heladas provocaron escasez de productos lácteos, provocando una merma en la producción cercana a 13% en el primer semestre del año.

Esta situación debería cambiar con las lluvias de la primavera, estación en la que los tamberos deberán asegurar la producción del año siguiente.

En este contexto, Draletti advirtió que «si no se modifican los precios peligra el abastecimiento de leche para el invierno que viene».

Dejá tu comentario