"Bitcoin blue": las nuevas restricciones podrían impulsar el comercio informal de las monedas digitales

El decreto firmado establece que las criptomonedas en la Argentina tienen que pagar el impuesto al cheque y ya no están exentas ningunas de las operaciones con ese instrumento financiero. Comienza a crecer la preocupación por el mercado informal.

Las criptomonedas sufrieron un golpe imprevisto esta semana. El Gobierno decidió aplicar el impuesto al cheque a la compraventa de criptomonedas como el Bitcoin. Es decir, se dispuso que toda la comercialización de monedas digitales sea gravada con el impuesto a los créditos y débitos bancarios.

El decreto firmado por el presidente Alberto Fernández, el ministro de Economía Martín Guzmán y el jefe de Gabinete Juan Manzur establece que las criptomonedas en la Argentina tienen que pagar el impuesto al cheque y ya no están exentas ningunas de las operaciones con ese instrumento financiero.

"Las exenciones previstas en este decreto no resultarán aplicables en aquellos casos en que los movimientos de fondos estén vinculados a la compra, venta, permuta, intermediación y/o cualquier otra operación sobre criptoactivos, criptomonedas, monedas digitales o instrumentos similares". En el decreto, el Gobierno considera que "resulta prudente limitar las exenciones vigentes en el caso de intervenir determinados instrumentos, tales como monedas digitales" como parte de una "hoja de ruta para políticas públicas hacia una economía más tranquila, con más oportunidades para todas y todos, junto con la definición de un sendero fiscal sostenible en el mediano plazo".

La Cámara Argentina de Fintech, la asociación que reúne a diversas empresas de tecnología del país, declaró que el impuesto a las criptomonedas va en contra de lo que habían conversado. Su intención es propiciar el uso de estos activos en el país, algo que considera que será más complicado con el nuevo impuesto.

"La noticia fue inesperada, sobre todo teniendo en cuenta el intenso trabajo en conjunto que nuestra institución y diversos organismos públicos estamos desarrollando en el marco de múltiples iniciativas regulatorias, como Transferencias 3.0, entre muchas otras", aseguró la Cámara Argentina de Fintech, asociación de empresas de tecnología.

Aún se desconoce la incidencia del impuesto y si se verá reflejado en los exchanges –plataformas de compraventa de criptomonedas– o sitios peer-to-peer "P2P" -, donde los usuarios pueden intercambiar los activos entre ellos. En caso de que así sea, su aplicación implicará el aumento de las tarifas de estas compañías, ya que tendrán más gastos.

Sea como sea, la organización sostiene que los argentinos encontrarán la forma de operar sin pagar el impuesto, lo cual impulsará el mercado informal, así como sucede con el dólar blue.

El "Dólar Bitcoin"

Cada vez más los argentinos están diversificando las opciones para ahorrar. Hoy en día, el dólar solidario es el dólar más barato en el mercado sin embargo se encuentra restringido hasta los u$s200. Es por ese motivo, que las criptomonedas surgen como una alternativa para resguardarse.

Para los inversores menos avezados, se encuentra la posibilidad de comprar stablecoins o criptomonedas estables. Una criptomoneda estable es una criptomoneda diseñada para minimizar la volatilidad del precio de la misma, en relación a un activo “estable” o de un conjunto de activos. Casi todas las stablecoins siguen el valor del dólar, lo que significa que adquirir una, sería equivalente a comprar un dólar. Sin embargo, la desventaja de este tipo de criptoactivos, es que al prácticamente no variar su precio, no nos ofrecen ganancias en sí.

Una de las ventajas que ofrece el dólar Bitcoin es que sigue el precio del dólar. El segundo beneficio, es el porcentaje de ganancia. En general, las tasas de interés de los plazos fijos no superan el 2 por ciento de ganancia, mientras que el staking ronda entre el 8 y el 12 por ciento de ganancia al año.

La segunda de las ventajas que brindan las criptomonedas estables, es la de poder comprarlas de forma ilimitada. Al igual que ocurre con el dólar blue, se pueden comprar tantas stablecoins como se desee, pero a diferencia del dólar blue, se hace desde la computadora, con unos pocos clicks, y es legal.

Esto, a su vez, lleva al tercer beneficio que es la compra de dólares ilimitada por mes. Muchos inversores argentinos deciden comprar criptomonedas estables con pesos, para posteriormente venderlas en dólares. De esta forma, se pueden comprar dólares legalmente y de forma ilimitada.

Dejá tu comentario